22 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Nueva manifestación en Kiev para relanzar la movilización en Ucrania

Luego de dos meses de iniciarse la crisis en ucrania, oposición convoca para este domingo a una nueva manifestación en medio de temores por una respuesta de fuerza por parte del gobierno.

Nueva manifestación en Kiev para relanzar la movilización en Ucrania Manifestantes piden la dimisión de Yanukovich y la instauración de la Constitución de 2004, que reduce el poder del presidente. (Foto: AFP)

La oposición ucraniana, que ha recibido el firme apoyo verbal de Occidente, ha convocado para este domingo en kiev una nueva manifestación en medio de temores de un golpe de fuerza por parte del gobierno.

Más de dos meses después de iniciarse el 21 de noviembre la crisis ucraniana (tras el rechazo del presidente Viktor Yanukovich a firmar un acuerdo con la Unión Europea y acercarse así Rusia) la oposición, que ocupa desde entonces el centro de Kiev, se ha visto obligada a renovarse para preservar su lucha.

Los militantes mantienen su determinación y siguen en sus barricadas en medio de un frío glacial. Ellos exigen más concesiones por parte de Yanukovich, como la liberación de los manifestantes detenidos tras los choques con la policía y la formación de un nuevo gobierno.

También piden que la dimisión del presidente Yanukovich y que se realicen comicios presidenciales en 2014 y no en 2015, como está previsto, y que, además, se vuelva a instaurar la Constitución de 2004, que restringía el poder del presidente.

“Lamentamos que Yanukovich no nos escuche”, asegura la dentista Oksana Hodakivska, una de los miles de manifestantes congregados en la plaza de la Independencia en Kiev, llamada Maidan.

Hodakivska se muestra poco esperanzada por el apoyo occidental al movimiento. “Los responsables de la UE pueden detener temporalmente la violencia cuando visitan Ucrania pero no pueden permanecer aquí” todo el tiempo, afirma. “Todo está en nuestras manos” asegura.

Sin embargo, una de las principales preocupaciones de la oposición es que las autoridades declaren el estado de emergencia, con lo que el ejército podría intervenir en las calles para desalojarlos.

El ejército había reclamado el viernes medidas de urgencia, afirmando que la escalada de protestas amenaza la “integridad territorial” de esta ex república soviética, independiente desde 1991.

Los dos principales líderes de la oposición, el exboxeador Vitali Klitschko y Arseni Iatseniuk, han realizado una amplia campaña de sensibilización en reuniones por separado con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y sus homólogos alemán, Frank-Walter Steinmeier, y francés, Laurent Fabius, reunidos en la conferencia anual sobre seguridad en Múnich.

“Estados Unidos y la Unión Europea están junto al pueblo ucraniano en su combate” para integrarse a la UE, dijo Kerry, en una importante muestra de apoyo a sus interlocutores que también estaban en Múnich.

Rusia, que jugó un papel esencial para convencer a las autoridades ucranianas de renunciar al acuerdo de asociación con la UE, acusó el sábado a los europeos de “alentar” a los radicales en Kiev.

El gobierno de Vladimir Putin aspira a mantener a Ucrania en su órbita y considera que asociarse a la UE le sería nefasto, por lo que *le ofreció a Kiev 15.000 millones de dólares en créditos y reducir el precio del gas que le suministra.

Pero Moscú ha adoptado un tono mesurado ya que para Putin el éxito de los Juegos Olímpicos de invierno en Sochi, que comienzan dentro en pocos días, es algo prioritario.

Más allá de las consideraciones geopolíticas, en Múnich la crisis ucraniana quedó reflejada por el caso del activista opositor Dmytro Bulatov, secuestrado y torturado.

Bulatov, de 35 años, fue secuestrado el 22 de enero en Kiev antes de ser liberado una semana después en medio de un bosque tras haber sido torturado.

Su caso, así como otros similares (en total 33 desaparecidos entre los manifestantes opositores, según la ONG SOS Euromaidan), ha tenido fuerte repercusión en Europa y Estados Unidos. Entre los manifestantes presuntamente secuestrados se habría registrado un caso de muerte.

El propio Bulatov afirmó el viernes que “fue crucificado y sufrió cortes”. Occidente espera que, si lo desea, pueda abandonar Ucrania inmediatamente.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada