14 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Multa en Brasil para quienes no declaren a una empleada doméstica

El empleador que no respete la nueva “ley de las domésticas” en Brasil, que asegura a los 6,5 millones de empleados domésticos del país los mismos derechos que otros trabajadores, será multado a partir de esta semana en al menos 805 reales (350 dólares).

Multa en Brasil para quienes no declaren a una empleada doméstica Foto referencial. (Foto: AFP)

La pena acaba de entrar en vigor, más de un año después de la promulgación de una enmienda a la Constitución brasileña denominada “Ley de las domésticas”.

Las empleadas domésticas o terceros podrán denunciar a los patrones, incluso de manera anónima, si no están registradas en la seguridad social.

Pero el Ministerio de Trabajo indicó que, según la Constitución, el hogar es un espacio inviolable, por lo cual los inspectores laborales no podrán entrar a ellos. A raíz de esto, algunos expertos indican que habrán “dificultades para aplicar la multa”.

El monto de 805 reales es un mínimo y puede aumentar en función de la edad y del tiempo de servicio del empleado. La multa no tendrá como destinatario el empleado doméstico sino las arcas del Estado.

En Brasil, el salario mínimo es de 724 reales por mes (315 dólares).

Votada en abril de 2013, esta ley representó una de las mayores conquistas sociales de los últimos años.

Empleadas domésticas, niñeras, choferes y cuidadores de ancianos o enfermos tienen ahora una semana laboral de 44 horas como máximo, a la cual puede agregarse el pago de horas extras y de tarifa nocturna.

Brasil tenía en 2011 6,5 millones de empleados domésticos, de los cuales 6,1 millones de mujeres, según estadísticas oficiales.

Organizaciones del sector estiman en cambio que hay en el país unos 7,7 millones de empleados domésticos.

Brasil, uno de los últimos países del mundo en abolir la esclavitud en 1888, no otorgaba hasta ahora a las domésticas los mismos derechos que a los otros trabajadores.

Aunque la ley obligaba a los patrones a declarar a sus empleados para que tuvieran una protección social y sobre todo una jubilación, se estima que dos tercios (4,5 millones) trabajan en negro.

La emancipación de las domésticas ocupó grandes titulares en 2013 y provocó grandes debates sobre este “cambio cultural”, que para muchos hogares implicará el fin de la ayuda doméstica.

“La existencia del trabajo doméstico bajo su forma actual en Brasil es prácticamente único en el mundo y se remonta a la época de la esclavitud”, afirmó la senadora Lidice da Mata, relatora de la nueva ley.

Muchos expertos destacan que la situación ya ha cambiado en la última década en Brasil, cuando 40 millones de personas dejaron atrás la pobreza y pasaron a engrosar las filas de la clase media.

El contexto económico dio a las limpiadoras un nuevo poder de negociación y desde 2003, sus ingresos aumentaron 53% por encima de la inflación, el doble del promedio de otros trabajadores.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada