25 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Lesbiana que crió a niña como su hija pide su custodia luego de que la madre biológica se la llevara

A pesar de que a poco tiempo de nacer Jacqueline se hizo cargo de la crianza y cuidado de su hija, abandonada por su ex pareja homosexual , hoy lucha por tener la custodia legal y darle un espacio de estabilidad para que crezca luego que su madre se la llevara.

Lesbiana que crió a niña como su hija pide su custodia luego de que la madre biológica se la llevara Jacqueline Díaz y su abogada Melisa Manfredi Foto: Movilh vía Publimetro México

Publimetro México. Jacqueline Díaz conoció a Carolina cuando aún estaba casada el 2008 e iniciaron una relación. Afirmaba estar muy mal en su matrimonio a pesar de que tenía un hijo pequeño y una bebé de ocho meses. En esa fecha Carolina asumió su homosexualidad, se separó, dejó a sus dos hijos con su padre y se fue a vivir con ella.

En el 2010 Jacqueline tuvo un micro infarto cerebral que la dejó dos semanas en la posta. Carolina nunca la fue a ver y desapareció por mucho tiempo. Cuando volvió, estaba embarazada de tres meses y no quería tener el bebé. Jacqueline la tranquilizó y le dijo que se haría cargo del bebé criándolo como suyo, así ella podía sentirse tranquila.

Cuando nació la menor de iniciales M.J en marzo de 2011, Jacqueline estuvo en el quirófano y le puso su apellido. Pero poco tiempo después Carolina dejó de hacerse cargo de su hija y solo ella quedó a su cuidado hasta que cumplió cinco años. Hoy, Jacqueline Díaz vive sin su hija desde el 22 de diciembre del año pasado y llegó al Primer Tribunal de Familia de San Miguel en México a pedir su custodia, luego que su ex pareja se la llevara engañada y no la regresara más. “Me la pidió para pasar un tiempo con ella en Navidad y no me contestó más las llamadas. no me la quiere devolver y está en un ambiente muy malo para ella”, cuenta a Publimetro Mx.

En cinco años, Jacqueline ha sido la madre de la menor. Ha visto su salud, colegio, cuidado, vacaciones, ha financiado todos sus gastos, la ha cuidado, e incluso ha accedido a las visitas esporádicas de su madre biológica que jamás se ha hecho cargo de ella. En todo este tiempo, Carolina solo se la llevó una vez por dos meses en que desapareció y le prohibió verla. Pero un día una mujer desconocida llevó a la pequeña de vuelta a la casa de Jacqueline diciendo que “ya no podía seguir haciendo cargo”. La pequeña estaba muy delgada y con Pediculosis. “Le daba un pan, comía un trozo y guardaba el resto en una servilleta en el clóset. Cuando le pregunté por qué, me dijo que tenía miedo que se le acabara”, cuenta la madre de crianza.

En otras visitas a la casa de su madre biológica la niña había pedido no ir, incluso una vez llegó contando que uno de los tíos de Carolina le había “tocado las piernitas y las tetitas”. Hoy, está viviendo en la misma casa que él y otro más que Jacqueline afirma que son alcohólicos y lo cual la tiene desesperada. Al tratar de recuperar a su hija, los “carabineros”.http://publimetro.buscamas.pe/carabineros no quisieron involucrarse diciendo que “como es su madre biológica puede hacer lo que quiera”.

El camino por la custodia

Con el apoyo del una organización, la mujer inició la lucha por recuperar a la menor. No lo había hecho antes por miedo y por las amenazas que la hacía su ex pareja de que por no tener lazo sanguíneo jamás la volvería a ver, pero Jacqueline hoy está tranquila y apela a la vulneración de los derechos de la niña. “Mi ex pareja la abandonó desde que nació, siempre me he preocupado de ella, ella jamás me ha dado ningún peso, tampoco su familia, ni el padre. Me dice a mí mamá y a ella ‘La Carola’, a pesar de que ella siempre ha estado consciente de su situación familiar”.

Hoy luego de presentar los hechos , la jueza Carolina Fuentes declaró admisible el inédito juicio para solicitar el cuidado provisorio para esta madre de crianza, pues además ambos padres presentaban antecedentes de agresión y peleas por sus otros hijos. Esto según Jacqueline y su abogada son buenas noticias y paralelo preparan la demanda por el cuidado personal.

“Carolina tiene tres hijos y no se ha hecho cargo de ninguno. Dos se los cedió a su padre y como la niña fue creada en el período que ella reconoció ser homosexual, a él no le interesa la pequeña. Yo no prohibo que los vea, solo quiero que crezca feliz y en un ambiente con amor y tranquilo”, afirma.

El próximo jueves 14 de enero será la nueva audiencia donde se espera que asistan la madre y padres biológicos de la menor a dar su versión de los hechos. Después de esto, esta mujer podrá saber si la pequeña volverá o no a la vida que lleva hace cinco años.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada