18 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

'Mejoras ornamentales', por Jorge Sánchez Herrera

“El tema es muy serio, estimado lector: Se están gastando nuestra plata (mucha plata) en obras que, si soy bien pensado, están sobrediseñadas”.

'Mejoras ornamentales', por Jorge Sánchez Herrera Municipalidad de Lima instala arcos amarillos en el puente Bella Unión (Foto: MML)

Jorge Sánchez Herrera – Nómena Arquitectura
Arquitecto/Urbanista
jorge@nomena-arquitectos.com

Prenda usted su computadora y googlee “timelapse bridge construction”, y seguramente se topará con el video de la construcción del puente-túnel debajo de la autopista A-12, que cruza los Países Bajos de este a oeste. También podrá ver otros ejemplos de cómo, en otras partes del mundo, se construyen o reparan puentes en menos de 72 horas.

Recuerdo ese video cada vez que me atasco en la Avenida El Derby. También lo recordé hace unos días, al ver las fotos del Puente Bella Unión: cincuenta metros de pista que tardaron cuatro años en entregarse. Aunque ahora resulta que el puente no estaba terminado, pues faltaban dos arcos ornamentales para mejorar su diseño.

El tema es muy serio, estimado lector, y debería servirnos como lección para pensar bien nuestro próximo voto. Se están gastando nuestra plata (mucha plata) en obras que, si soy bien pensado, están sobrediseñadas. Ya lo dijo el arquitecto Enrique Bonilla, en una columna para El Comercio, refiriéndose a los nuevos puentes tipo “bow-string” que se construyen sobre el Paseo de la República: “(…) ¿Hacía falta una solución tan sofisticada para resolver algo simple?” Como sostiene Bonilla, todos los puentes que atraviesan el Zanjón son de concreto, sencillos y requieren de muy poco mantenimiento. Tienen columnas intermedias porque la sección de la vía así lo permite. Esto hace que su presencia sea discreta y, por tanto, no atente contra el paisaje urbano. “Construir dos puentes similares a los que ya existen no sería, por cierto, muy evidente, y lo que siempre quieren los políticos es ganar visibilidad”, sentencia Bonilla.

Entonces, si soy mal pensado, lo que la Municipalidad Metropolitana de Lima está haciendo es gastar millones (nuestros millones) en inútiles armatostes con el claro objetivo de convertirlos en gigantesca propaganda política del color del partido del actual alcalde. En desmedro, además, de invertir ese dinero en estudios serios que determinen soluciones eficientes que puedan prevenir futuros fiascos como el del Puente de la Solidaridad.

Resulta irónico, además, el súbito interés de la Municipalidad Metropolitana en el diseño. A solo dos días de haber mandado borrar, entre gallos y medianoche, los cruceros peatonales intervenidos por el artista venezolano Carlos Cruz-Diez, en el perímetro del Parque Abtao de San Isidro. Esta intervención, precisamente, se apoya en el diseño y el arte para resaltar la prioridad del peatón sobre el automóvil. Poco presupuesto a cambio de un gran impacto, en la búsqueda de mejorar nuestra calidad de vida.

Por ahora, solo queda pedir tiempo y esperar el final del partido, que será este 7 de octubre. Paciencia y buen humor, estimado lector. Pero de nuevo, piense bien su voto, por favor.

NOTAS RELACIONADAS

‘Planificación Urbana, Pobreza y Desigualdad’, por Jorge Sánchez Herrera

‘Planificación urbana e inseguridad’, Jorge Sánchez Herrera

‘Ciudades (EN) visibles’, por Jorge Sánchez Herrera

‘Starchitects’ en Lima, por Jorge Sánchez Herrera

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada