24 de septiembre de 2018
Elisabeth Braw |

La mayoría de peces no existirá en el 2050

El biólogo español y explorador de la National Geographic Enric Sala le cuenta a Publimetro su preocupación por los ecosistemas marinos.

La mayoría de peces no existirá en el 2050 (Foto: Octavio Aburto)

(Metro World News). Lo llaman el Sheriff de los Océanos. Enric Sala, un español con cola de caballo y un PhD en Ecología Marina, pasa su tiempo explorando los océanos del mundo y documentando el daño que los humanos les estamos haciendo. Es una misión urgente: si no se actúa para frenar el cambio climático , para el 2050 la mayoría de peces de los mares estarán muertos. Sala, explorador de National Geographic , acaba de volver de una expedición de buceo en la costa de Gabón, África.

Cuando buceas, ¿piensas en la belleza del océano y el daño que el hombre le está haciendo?
Crecí viendo en televisión los documentales de Jacques Cousteau, que mostraban la increíble riqueza de los mares. Pero cuando comencé a bucear en las costas españolas no veía nada de eso. Después me sumergí en una reserva marina, donde la pesca estaba prohibida y vi la abundancia de la vida marina. Tenía 18 años entonces y pensé: “Guau, ¡el océano entero debería ser como esto!”. He ido a muchos lugares que han sido deteriorados y es deprimente. Se ha tomado mucho de los océanos. Sin embargo, todavía tengo esperanzas. Sé que la vida de las reservas marinas pude volver a nacer de manera espectacular.

Los arrecifes de coral están en peligro por el cambio climático, ¿hay esperanzas de que sobrevivan?
Sí, los arrecifes han sido atacados de muchas formas: por la acidificación del océano, la pesca indiscriminada e indirectamente por el cambio climático. Tendremos arrecifes de coral en el futuro, pero serán muy escasos, muy distintos y menos productivos que los que hay ahora. Hoy, los arrecifes son como los bosques tropicales: en el futuro serán una colección de arbustos.

¿Ves alguna esperanza para los arrecifes de coral o no hay más remedio que observar cómo se transforman en arbustos?
No soy muy optimista, pero podemos tratar de preservar la mayor cantidad posible. Durante diez años he trabajado en arrecifes prístinos en islas remotas. Este tipo de corales son mucho más resistentes al cambio climático que los arrecifes donde hay polución y donde se puede pescar. Se pueden crear reservas marinas que pueden ser casi igual de resistentes. Eso podría ayudar a reducir el impacto del calentamiento global.

¿Cuál es la mayor amenaza de los ecosistemas marinos, la pesca indiscriminada o el cambio climático?
Existen varios factores: la pesca indiscriminada, la acidificación del océano, la polución, el cambio climático y las especies invasivas. La pesca ocupa el primer lugar y tiene el impacto más fuerte, después viene la polución, luego las especies invasivas y por último el calentamiento global. Ahora todos estos factores están activos al mismo tiempo, pero el calentamiento global será el más devastador, simplemente porque las temperaturas van subiendo. Pero la pesca indiscriminada es un gran problema. La gente trata a los océanos como una cuenta de banco de donde puede ir retirando dinero, pero sin depositar nada. Hay que tratar a los océanos como cuentas bancarias, pero con una principal como colchón. Así, cuando la vida vuelva a las reservas marinas, se beneficiarán todos.

¿Las reservas marinas pueden salvar los océanos?
En este momento son la mejor manera de comprar tiempo. Mientras se trata de mitigar el cambio climático y las emisiones de efecto invernadero en la atmósfera, lo mejor que se puede hacer es remover de los océanos todos los obstáculos impuestos por los humanos. Las reservas marinas funcionan ahí como una especie de seguro.

¿Entonces se necesita expandir las reservas marinas para hacer la diferencia en cuanto a cambio climático?
¡Absolutamente! Ahora solo el 1% de los océanos del mundo son áreas protegidas y solo una fracción de ese porcentaje son además reservas donde está prohibida la pesca. Los estudios científicos sugieren que al menos el 20% de los mares deben ser protegidos para hacer la diferencia. Pero repito, las reservas marinas son en estos momentos más un seguro que una solución al problema.

Hay un reloj famoso, el Doomsday Clock, que señala cuán cerca estamos de un desastre nuclear, ¿qué tan lejos estamos de un desastre en los océanos?
Para algunas especies no se está muy lejos de ese límite. Para la mayoría de los tiburones, por ejemplo, incluso ya es muy tarde para recuperarlos. En los últimos cien años se han matado más del 90% de ellos. Por el creciente cambio climático, es difícil predecir cuándo va a ocurrir un desastre en los océanos, pero seguro que será en este siglo. El primer paso es que los grandes peces desaparezcan, el segundo que los corales mueran y los microbios los invadan. Si las cosas continúan como van, para el año 2050, la mayoría de peces no existirá.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada