17 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Mayor educación para la equidad de género

La brecha educativa entre hombres y mujeres se viene reduciendo en los últimos años en el país. No obstante, en muchas zonas rurales, el acceso de las niñas al colegio se ver perjudicado por razones de “idiosincrasia familiar”.

Mayor educación para la equidad de género Más niñas acceden a la educación, pero muchas veces en condiciones inferiores a los hombres. (Foto: Shutterstock)

Por: Sabrina Rodríguez

Las cifras dadas a conocer a propósito del Día Internacional de la Mujer –que se celebra cada 8 de marzo–, revelan que las desigualdades de género continúan siendo un problema sin resolver.

En nuestro país, si bien muchas mujeres siguen escalando posiciones en el ámbito laboral, la brecha salarial respecto a los varones sigue siendo alta. Se estima que al mes las mujeres en promedio ganan el 67% del sueldo de un hombre. Y si se trata de altos cargos, ellas reciben un 2% menos.

Pero no todo es negativo. En los últimos años ha habido algunos cambios favorables, sobretodo en lo relacionado al acceso a la educación.

Así, desde el año 2001, la asistencia al colegio de niñas en las etapas de inicial, primaria y secundaria ha venido creciendo. “En las décadas de los 80 y 90 hubo una gran expansión del Estado y una demanda ciudadana de que la educación es un derecho universal”, comenta a Publimetro Marcela Huaita, viceministra de la Mujer.

Según Huaita, este mayor acceso se traduce por ejemplo “en la masiva incorporación de la mujer al sector público”. Por su parte, Evelyn Buenaño, de la ONG Plan Internacional, reitera que la brecha educativa entre hombres y mujeres se viene reduciendo, aunque advierte que esto no es un indicativo de una situación de igualdad. “También se deben tomar en cuenta las condiciones del acceso a la educación”, alerta.

Ambas expertas reconocen que hay eventos en la vida de una niña que limitan la continuidad de su escolarización, especialmente en las zonas rurales.

“Ellas, además de ejercer su derecho a educación – que no siempre es de calidad –, deben responder a demandas familiares como cubrir tareas del hogar y cuidar de sus hermanos. Esto hace que las niñas tengan menos posibilidad de desarrollar su pleno potencial y de tener un aprendizaje de calidad”, comenta Buenaño.

Al respecto, Huaita afirma que el peso de la “idiosincrasia familiar” orienta a las niñas hacia determinadas funciones” (por ejemplo, las tareas del hogar) que, en la práctica, las destina a abandonar la escuela.

A ello hay que sumar los obstáculos relacionados con la infraestructura en los colegios. “Por ejemplo, en un colegio es importante tener variables diferenciadas como baños para mujeres y otros para hombres,algo que a veces no ocurre”, señala.

Pese a estos problemas, Buenaño señala que el Estado “viene haciendo esfuerzos importantes” para seguir equilibrando el acceso de la mujer a la educación en sus diferentes etapas. “Pero sabemos que en este campo requerimos hacer cambios estructurales. La escuela requiere romper estereotipos. Y los hombres deben asumir mayores responsabilidades en el hogar. Y esto es algo que debes garantizar desde sus primeros años de formación en la escuela”, sostiene Buenaño.

DATOS

  • En el año 2001, el 54,4% de las niñas peruanas de 3 a 5 años iban al colegio. En el año 2012, aumentó al 75,9%, según el Ministerio de Educación.
  • En el año 2012, había un 13,1% más de adolescentes peruanas de 12 a 16 años que asistían a clases de secundaria, según el Ministerio de Educación.
  • En Perú, una mujer gana al mes el 67% de lo que cobra un hombre, según el INEI.
  • Las peruanas en altos cargos ejecutivos ganan un 2% menos que los hombres, según un estudio de la consultora Mercer

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada