20 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Macabra confesión de una joven asesina en Japón

Los padres de la víctima, Aiwa Matsuo, alertaron a la policía, inquietos al ver que su hija no volvía a casa.

Macabra confesión de una joven asesina en Japón Imagen de Aiwa Matsuo (Foto: mirror.co.uk)

AFP. “Quería matar a alguien… para ver” cómo era, declaró la joven japonesa que asesinó y decapitó a una compañera de clase el fin de semana pasado, según medios de comunicación que citan a fuentes policiales.

Según la prensa, la muchacha de 16 años hizo esta increíble confesión a los investigadores sin mostrar el menor remordimiento.

Los hechos se produjeron en la ciudad de Sasebo, prefectura de Nagasaki (oeste de Japón), el sábado por la noche.

Los padres de la víctima, Aiwa Matsuo, alertaron a la policía, inquietos al ver que su hija no volvía a casa.

El domingo por la mañana, la policía descubrió el cuerpo de la joven, de 15 años, en el domicilio de la homicida, que vivía sola a pesar de su corta edad, precisan diarios y televisiones.

Poco después de su arresto, la joven de 16 años, cuya identidad no ha sido revelada por ser menor de edad, reconoció los hechos. Tras estrangular a su compañera, el sábado, la golpeó, la decapitó y le cortó la mano izquierda “con herramientas y una especie de cordón”.

La homicida también abrió el abdomen de la víctima, según la prensa.

Según el diario Yomiuri, la policía encontró varias herramientas en la casa de la chica, como martillos y una sierra, lo que refuerza la tesis de la premeditación.

“Compré todo eso yo misma, quería matar a alguien”, declaró la adolescente, según el rotativo.

La policía descubrió además cuatro mensajes en un foro de internet, con la imagen de una mano ensangrentada.

La asesina será sometida a exámenes psiquiátricos. La muchacha ya habría tenido un comportamiento preocupante años atrás, según los medios locales.

Muy buena en clases y también en deporte, colocó lejía en la comida de sus compañeras cuando estaba apenas en primaria.

“Estaba molesta con ellas porque me despreciaban, se burlaban de mí en clase”, había dicho a su profesora, relata Yomiuri Shimbun.

También habría disecado uno o varios animales, según otros medios.

Antes del asesinato, ambas muchachas habían pasado varias horas juntas.

Según testimonios la madre de la homicida murió el año pasado y su padre se volvió a casar, por lo que vivía sola.

El lunes de noche se celebró una ceremonia en memoria de la víctima, en la que participaron numerosos estudiantes muy afectados.

Un hecho similar se produjo en la misma ciudad de Sasebo hace 10 años, cuando una colegiala mató a puñaladas a una compañera de clase.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada