22 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Lima, una ciudad que crece hacia arriba

En los últimos años, las constructoras se han hecho edificios más altos ante la falta de recursos de suelo. En Miraflores, se pueden construir de hasta 20 pisos. ¿Cómo ha cambiado el rostro de la capital?

Lima, una ciudad que crece hacia arriba (Foto: Shutterstock)

La poca disponibilidad de terrenos para construir, además de la gran demanda insatisfecha de viviendas, está nhaciendo que Lima crezca cada vez más hacia arriba.

Hoy, los grandes edificios residenciales engullen a las pequeñas casas y solo unas pocas resisten a este boom inmobiliario horizontal.

Karina Puente Frantzen, coordinadora de proyectos urbanos del Plan Metropolitano de Desarrollo Urbano de Lima y Callao (PLAM 2035), enumera varios factores que propician la consolidación de estos edificios altos.
“Lima ha agotado sus recursos de suelo y por lo tanto hay poca disponibilidad de terrenos. El suelo es caro y la demanda crece anualmente”, dice a Publimetro.

Por todo ello, las constructoras aprovechan los terrenos que adquieren para construir hacia arriba, ajustándose a los límites que impone el distrito donde edifican.

En ese sentido, Puente Frantzen explica que los municipios son los que fijan las alturas máximas de los edificios. “La Municipalidad Metropolitana de Lima otorga la zonificación. Sin embargo, los parámetros específicos ​de los lotes los determinan los municipios en base a la zonificación”.

Es por ello que el paisaje varía mucho en diversas zonas de Lima. En San Borja, por ejemplo, la municipalidad deja construir edificios de hasta 8 pisos en las avenidas principales como la Aviación.

Sin embargo, si está frente a un parque no puede superar las 4 plantas.
Por su parte, la Municipalidad de La Molina deja construir edificios residenciales de hasta cinco pisos solo en las grandes avenidas. Y en Miraflores, se pueden ver edificios de hasta 20 pisos, pero solo en algunas zonas.

Según Puente Frantzen, para armonizar las alturas de los edificios, la mejor solución es la regulación. “La ciudad de Sao Paulo, por ejemplo, acaba de aprobar su plan urbano regulando este aspecto”, señala.

¿Y el PLAM 2035 contemplará este punto? Para la experta, “el documento está actualmente en elaboración. Cuando se termine determinará las directrices para el desarrollo de la ciudad”, indica, sin dar más detalles.

Asimismo, aboga porque Lima, en vez de seguir extendiéndose, reordene y redistribuya sus calles, veredas y áreas verdes. “Ahora, hay que mirar la ciudad con otros ojos y renovar el tejido urbano, más que crecer horizontalmente”.

Mirando hacia arriba

Un reciente informe de Capeco analiza cómo los edificios en Lima han ido ganando altura.

-Resultados. El año pasado las constructoras hicieron edificios para viviendas con dos pisos más que el 2011. El promedio fue 9,7 pisos.
-Los edificios más altos. Están en la llamada Lima moderna (Barranco, Surquillo, Lince, Jesús María, Magdalena, Pueblo Libre, San Miguel). Alcanzan los 12,8 pisos.
-Ventaja. Para Capeco, crecer en vertical facilita la provisión de servicios públicos (como agua potable) y de equipamientos urbanos (salud, educación y recreación).
-Déficit de vivienda. Cada año hay una oferta de 22.000 viviendas, pero el mercado demanda 400.000.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada