19 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Los “hijos del agresor” de la Segunda Guerra Mundial

La rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial vino seguida del abandono de un millón y medio de ciudadanos en China, que tuvieron que dar a sus hijos en adopción a los que hasta hacía poco habían sido sus enemigos.

(Video: AFP)

AFP. Yohachi Nakajima apenas tenía tres años cuando Tokio capituló en la Segunda Guerra Mundial, el 15 de agosto de 1945.

En ese momento, los nipones dejaron alrededor de un millón y medio de japoneses bloqueados en Manchukuo, un Estado títere creado por Japón en el noreste de China.

Entre ellos se encontraba la familia de Yohachi.

Su madre, enferma y pobre, buscó a alguien que se ocupara de él y una mujer china se prestó voluntaria para cuidarlo.

“Acoger al hijo del agresor bajo tu tejado y criarlo refleja un fuerte espíritu y humanidad que va más allá de cualquier ideología”, señala Nakajima.

Aunque no se sabe con precisión cuántos niños japoneses quedaron huérfanos en China, Tokio habla de 2.800.

Yohachi volvió a Japón con 16 años y todavía recuerda el momento en que se reencontró con su madre biológica.

“Mi madre me dijo algo en japonés en ese momento, pero yo no entendí nada”, agregó.

Yohachi forma parte de los afortunados.

Se reencontró con su madre biológica y estuvo muy cerca de ella hasta su muerte, a los 98 años.

En su corazón quedó la amabilidad de quienes acogieron a los hijos de sus enemigos y la duda de si Japón hubiera actuado de la misma manera.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada