23 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

"Hígado graso: tratamiento y prevención", por Jackelyn Friedman

“La clave está en perder peso y vigilar la alimentación”.

"Hígado graso: tratamiento y prevención", por Jackelyn Friedman Foto: Shutterstock

Magíster de ciencias en nutrición y dietética
Autora del blog ‘buen bocado’ de www.publimetro.pe

El hígado es un órgano vital, ya que cumple importantes funciones, como participar en la digestión de los alimentos y el almacenamiento de energía, metabolizar ciertos medicamentos y desintoxicar nuestro organismo. Como su nombre lo indica, el hígado graso se presenta cuando existe una acumulación de grasa en dicho órgano.

Existen dos tipos: hígado graso alcohólico y el hígado graso no alcohólico. El primero es provocado por el consumo de alcohol, mientras que el segundo tipo tiene otras causas.

Entre los factores de riesgo para sufrir de hígado graso (además del consumo de altas cantidades de alcohol) se encuentran: prediabetes y diabetes tipo 2, sobrepeso y obesidad, presión alta, colesterol y triglicéridos altos, consumo de medicamentos como corticoides, síndrome metabólico, hepatitis C, entre otros.

Lo alarmante de esta condición es que es silenciosa, pues generalmente no se presentan síntomas. El hígado graso no tratado puede dañar las células de dicho órgano y producir cirrosis o cáncer. Para diagnosticarlo, es necesario que el médico analice la historia clínica, realice pruebas de la función hepática a través de exámenes de sangre y, si es necesario, ciertas pruebas de imágenes.

La buena noticia es que el tratamiento del hígado graso se da a través de cambios en el estilo de vida. La clave está en perder peso y vigilar la alimentación. Por lo tanto, es necesario disminuir el consumo de grasas saturadas, azúcares y sodio, y aumentar el consumo de carnes magras, frutas y vegetales, cereales integrales, así como alimentos ricos en grasas insaturadas como la palta, el pescado, el aceite de oliva, la linaza, los frutos secos, entre otros. También resulta fundamental hacer ejercicio de manera frecuente.

De esta forma es posible evitar las peligrosas consecuencias de un hígado graso que no es tratado.
Si uno tiene sobrepeso, y además presenta alguno de los factores de riesgo antes mencionados, se recomienda acudir al médico para descartar la presencia de grasa en el hígado.

Si el diagnóstico se confirma, se sugiere consultar con un nutricionista, quien será capaz de diseñar una dieta adecuada, según sus necesidades y objetivos.

-.

MÁS NOTICIAS…

Noticias de Actualidad, Entretenimiento y Deportes

Noticias de actualidad, deportes, economia, tecnologia, cine, espectaculos, turismo y mas del Peru y el Mundo en Publimetro.pe


No dejes de seguir a Publimetro en Facebook

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada