22 de septiembre de 2018
Daniel Lozano, Jacobo García |

Henrique Capriles: "Esto se parece al Perú de Fujimori en el 2000"

El líder opositor venezolano conversó con Publimetro sobre la próxima auditoría a la que se someterá el reciente proceso electoral en su país. Dice no confiar en las instituciones, pero asegura que continuará luchando por sacar “la verdad a la luz”.

Henrique Capriles: "Esto se parece al Perú de Fujimori en el 2000"

Por: Daniel Lozano, Jacobo García
La punta de lanza de la oposición venezolana, Henrique Capriles (40), sabe que está haciendo historia: ha empujado al todopoderoso chavismo contra las cuerdas tras obtener en las presidenciales del último 14 de abril tan solo 210 mil votos menos que el sucesor de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, y un millón y medio más de los que obtuvo en los anteriores comicios en octubre del año pasado.

Las irregularidades denunciadas en el último proceso electoral por Capriles han forzado a la auditoría de 12 mil cajas electorales. Mientras tanto, el país vive en alta tensión política, la cual ya ha cobrado ocho vidas como producto de los choques entre ambos bandos.

Publimetro conversó en exclusiva con Capriles, quien nos habló de la persecución oficialista de la que viene siendo presa, y de sus expectativas y temores ante la próxima auditoría del polémico proceso electoral.

¿Qué irregularidades encontraron?
Sobre el 54% que ya se auditó, detectamos irregularidades como, por ejemplo, centros donde Maduro sacó el 100% más de los votos que Chávez obtuvo el 7 de octubre del 2012. ¿Quién va a creer eso? Ahora, vamos a comenzar la auditoría sobre el 46% restante. En realidad, quedan 18 mil cajas, pero se van a revisar solo 12 mil. Yo acepté la oferta. Pero acepté con la condición de que, además de revisar las papeletas, se revisen también las actas de escrutinio y el cuaderno
de votación. Con estos tres elementos, que son el “corazón del proceso”, podemos descubrir si una persona votó varias veces o si votaron hasta los muertos. Nuestras quejas se centran en las inconsistencias entre el acta y el escrutinio, en la violencia en los centros, en los votos asistidos, proselitismo en los centros y gente que votó más de una vez.

¿Qué entienden por la auditoría que debe hacerse?
La auditoría no es un saludo a la bandera. Se deben tomar en cuenta, sin excepción, los tres elementos que mencioné. Y esta no es una concesión, sino un derecho.

Pero todo apunta a que no se hará así…
Eso no importa. Aquí hay un anuncio hecho al país en cadena nacional y sobre la base de ese acuerdo, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) emitió su comunicado. No hago caso a las declaraciones posteriores y me remito a lo anunciado.

¿Qué cree que va a salir de esta auditoría?
Que hay que repetir la elección. Si no es total, parcial. Pero creemos que esa parcialidad nos beneficiará.

¿Aceptarán lo que salga del Consejo Nacional Electoral?
Los resultados se presentarán ante el país y el mundo. El árbitro puede patear el tablero, pero los ojos de todos están ahí. El gobierno elegirá quedar bajo la sombra de la legitimidad o de la deslegitimidad.

¿Confían en el Tribunal Supremo para impugnar las elecciones?
No. Sin embargo, la lucha se va a dar. Hay verdades que terminan imponiéndose, por más que haya instituciones secuestradas políticamente. Esto se parece al Perú de Fujimori en el 2000, cuando después de un año salió la verdad a la luz y se tuvo que convocar a nuevos comicios.

En los últimos días te han atribuido ocho muertos…
Los casos de violencia denunciados por el oficialismo son mentira. Hablaron de centros de salud afectados, pero en ninguno pasó absolutamente nada. Es totalmente falso y hay que ser irresponsable para alimentar el clima de intolerancia. Igualmente hemos investigado a los muertos anunciados y lo que sabemos es que los casos no tienen que ver con violencia política, sino con la violencia habitual que vivimos los venezolanos a diario.

También se han denunciado casos de persecución a empleados públicos en represalia por el resultado electoral.
Eso es propio de regímenes fascistas. Me cuentan que se han revisado teléfonos y se han metido hasta en sus redes sociales. Tengo información de miembros de las Fuerzas Armadas a quienes se les obligó tomar fotos al comprobante de la votación. Un gobierno que funciona así no se sostiene en el tiempo.

¿Seguirán los cacerolazos como protesta?
Ya veremos. Esta es una lucha por la verdad para la que pido paciencia y tolerancia. Aquí hay una agenda que busca la verdad al tema electoral y soluciones en el tema económico.

¿Qué le pide a la comunidad internacional?
Que no le quite la atención a la auditoría. Que esté atenta a lo que pase en Venezuela y que no pase la página, porque la página está en pleno desarrollo.

Tags

Ir a portada