17 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

'Hagámosla por nuestras olas', por Zoë Massey

Agente de cambio. En el Perú, las rompientes se protegen por una norma legal. Sin embargo, los procesos para que ello suceda son largos y costosos. Para eso nació HAZla por tu Ola.

'Hagámosla por nuestras olas', por Zoë Massey Surf

POR ZOË MASSEY
Fotógrafa
@ZoePix

Tenemos 3.080 kilómetros de litoral. El mar es la fuente de todo lo que tenemos, desde alimento a distracción, deporte a oxígeno.

Nuestros ancestros costeros sabían bien cuánto nos daba el mar. Lo cuidaban y la relación que tenían con él era muy distinta a la que tenemos ahora. Por suerte, hay quienes se han trazado la meta de no solo correr estas olas, sino también cuidarlas, del hoy y sobre todo del futuro.

Las ciudades crecen y se ponen en riesgo hasta las olas. Corrían rumores de construcción de muelles en algunas zonas, de marinas que llenan de aceite el mar, mientras algunos pocos pueden vacilarse. De pronto, el ya conocido movimiento de HAZla por tu Playa empezó a tener una variación en el nombre, empezaba la urgencia de tener un HAZla por tu Ola. Las olas de nuestro litoral que le dan espacio a la práctica de deportes a más de 15.000 personas se veían amenazadas.

En los años 80, la construcción de una carretera en la playa La Herradura terminó con una de las olas más buscadas de Lima. Hace menos de una década, la creación de un muelle de pescadores en Cabo Blanco, Piura, puso en peligro este patrimonio nacional. Entonces, el Estado con el fin de proteger las mejores olas del país para fines deportivos aprobó la Ley Nº 27280. Pasaron 13 años para que el reglamento de dicha ley se apruebe y todo quede listo para la inscripción de las olas en el Registro Nacional de Rompientes (Renaro). Cuando esto sucedió, Conservamos por Naturaleza, la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) y la Federación Nacional de Tabla (Fenta) se unieron para crear HAZla por tu Ola.

Para proteger una rompiente –ya van 24 a nivel nacional– se tiene que presentar un expediente técnico a la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (Dicapi) que justifique su protección. Los costos de inscripción de cada ola fluctúan entre los 4 mil y 20 mil soles, dependiendo si la rompiente cuenta con batimetría (estudio del fondo marino) o si se necesita uno específico y, si es que se está haciendo por una sola ola o como paquete. Como el costo es altísimo, todo se está trabajando a través de donaciones de gente interesada en hacer y no solo decir: empresas privadas o municipios comprometidos que vean en este proyecto algo importante en aspectos de conservación, como sucedió con la Municipalidad de Punta Hermosa, que ya tiene todas sus olas protegidas, un aporte importante del alcalde Guillermo Fernández. Ojalá más instituciones públicas y privadas se sumaran. Serían, estoy segura, ejemplos motivadores y contagiosos. Por ejemplo, para convertir el litoral de San Isidro, Magdalena o San Miguel en playas a las que podamos ir. Así no todos se apiñarían un domingo en Agua Dulce y se oirían más risas de verano entrando al mar. Soñar es gratis, dicen.

Los pasos siguientes

• Este 2018, HAZla por tu Ola quiere lograr la protección de Pacasmayo (La Libertad) y el balneario de San Bartolo (Muelles de San Bartolo, Peñascal, Peña Rosa, El Huayco y Santa Rosa).

• Si quieres sugerir la protección de una rompiente, ser líder de ese proyecto, escribe a hazlaportuola@gmail.com.

Entrevista a Carolina Butrich, coordinadora de HAZla por tu Ola

¿Cuáles son los retos y las mayores satisfacciones de HAZla por tu Ola?

Lo más difícil es lograr que las personas entiendan que el 100% de lo donado es para el proyecto. Y la satisfacción es justamente la misma, ver cuánta es la gente que se ha sumado a esto.

¿Qué genera el proteger una rompiente?

Directamente, la protege de otros derechos de uso. Nada que ponga en riesgo a la ola puede ser realizado. Indirectamente, al protegerla, también se protege el ecosistema de la zona.

¿Hay que proteger todas las rompientes? ¿Qué es lo que prima en la decisión: usuarios, ecosistema, tablistas?

La Fenta hizo una lista de 144 playas a proteger, estableciendo una categorización según su calidad. En conjunto con Hazla por tu Ola, hemos priorizado rompientes combinando la calidad de la ola con las posibles amenazas que enfrentan.

¿Y los espacios públicos para quienes no corren olas?

Hazla por tu Ola busca proteger los espacios públicos tal como están, dejando que la naturaleza haga lo suyo. Si bien la ley de rompientes solo tiene incidencia sobre el espacio acuático, proteger olas previene cambios inesperados del proceso de transporte de sedimentos y arenamiento, para mantener las playas como están. Por otro lado, buscamos proteger las olas de mejor calidad para la práctica deportiva, que según estudios generan benefi cios económicos signifi cativos para las poblaciones locales gracias al turismo. Y desde la SPDA estamos ayudando a generar nuevas leyes por el cuidado de espacios públicos.

-.

MÁS NOTICIAS…

Noticias de Actualidad, Entretenimiento y Deportes

Noticias de actualidad, deportes, economia, tecnologia, cine, espectaculos, turismo y mas del Peru y el Mundo en Publimetro.pe


No dejes de seguir a Publimetro en Facebook

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada