21 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Germanwings: copiloto que estrelló el avión había sido tratado por tendencias suicidas

Así lo informó la fiscalía alemana, quienes revelaron que en el pasado Andreas Lubitz fue tratado por este problema

Germanwings: copiloto que estrelló el avión había sido tratado por tendencias suicidas (AFP)

(Dusseldorf/ AFP). Una semana después de la catástrofe del A320 de Germanwings en los Alpes franceses, los investigadores en Alemania revelaron que Andreas Lubitz, el joven copiloto acusado de haber estrellado deliberadamente el avión, había seguido un tratamiento psiquiátrico en el pasado para afrontar tendencias suicidas.

“El copiloto estuvo en tratamiento psicoterapéutico por tendencias suicidas hace muchos años, antes de obtener su permiso de piloto”, indicó el fiscal de Düsseldorf (oeste), Ralf Herrenbrück. Pero las últimas consultas médicas “no atestaron tendencias suicidas o agresividad hacia otras personas” recientemente, añadió.

Las revelaciones sobre la personalidad del copiloto de 27 años, acusado de haber estrellado deliberadamente el avión contra la montaña, se suceden desde el jueves. Según varios medios de información, el hombre sufría trastornos psiquiátricos y estaba preocupado por las consecuencias para su carrera de esos problemas.

Si bien no se ha revelado el motivo de sus bajas laborales, la justicia explicó que “el copiloto no sufría ninguna enfermedad orgánica” y que nada en su entorno familiar, amistoso o profesional podría dar pistas sobre sus motivaciones.

La policía no ha encontrado ninguna carta que explique lo sucedido o que reivindique la acción.

Estas son las primeras revelaciones que hacen los investigadores alemanes sobre la salud mental del joven, que trabajaba desde 2013 como copiloto en Germanwings, una filial de Lufthansa.

La fiscalía de Düsseldorf había informado el viernes que se habían encontrado rotas bajas médicas en la casa del joven piloto, que lo habrían incapacitado para trabajar el día del accidente.

El perfil que se proyecta desde su entorno, es el de un adulto joven, deportivo y muy competente, pero que sufría problemas psiquiátricos, aunque la semana pasada Lufthansa aseguró que estaba en plenas condiciones para pilotar.

Tras las revelaciones sobre las causas de la catástrofe, numerosas compañías aéreas adoptaron la regla de presencia obligatoria de dos personas en la cabina de pilotaje.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada