20 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Fujimorismo propone dialogar con exsenderistas que resisten proyectos mineros

La sugerencia fue lanzada por el nuevo asesor de Keiko, el laureado economista liberal Hernando de Soto.

Fujimorismo propone dialogar con exsenderistas que resisten proyectos mineros (Foto: USI)

AFP. La propuesta de dialogar con exmiembros de la sangrienta guerrilla Sendero Luminoso, hoy presuntamente enrolados en movimientos contrarios a proyectos mineros clave, irrumpió en la campaña electoral en Perú a tres semanas del balotaje, en un país que aún lleva abiertas las heridas de la guerra interna.

El planteamiento, irónicamente, vino del lado de la candidata presidencial por Fuerza Popular, Keiko Fujimori, que en repetidas ocasiones ha señalado que “con el terrorismo no se negocia” y cuyo padre, el hoy preso expresidente Alberto Fujimori, se enfrentó a este grupo armado que sembró el caos en el país entre 1980 y 2000 y se arroga la responsabilidad de haberlos derrotado.

La sugerencia fue lanzada por el nuevo asesor de Keiko, el laureado economista liberal Hernando de Soto, como una solución a la férrea oposición que han recibido en los últimos años proyectos mineros clave en el país, bajo el argumento de que atentan contra el medio ambiente. De acuerdo con de Soto, detrás de estos movimientos están exsenderistas convertidos en ecologistas.

“Con los que yo he hablado, vamos a darle un nombre, ‘sendero verde’, son exterroristas que ya han cumplido sus penas. No tienen armas, todos son ecologistas”, dijo de Soto en una entrevista al diario El Comercio. “Lo que han hecho es organizar movimientos ecológicos, que son los que han parado Conga y Tía María”, agregó, en referencia a dos millonarios proyectos mineros en el norte y sur del Perú respectivamente, con protestas donde incluso hubo muertos.

Tema peligroso

De Soto ha sido asesor de Mohamed Suharto, presidente de Indonesia; Hosni Mubarak, expresidente de Egipto, mientras que el primer ministro de Perú, Pedro Cateriano, ha recordado que también prestó servicios a Muamar Gadafi en Libia.

“Es un tema que innecesaria y peligrosamente se está colocando en la campaña y que no estaba en agenda. Le está complicando las cosas a Keiko. Así sean exdemonios, es un tema sensible. El terrorismo generó mucho dolor, muertes, atraso, falta de empleo, migraciones”, dijo a la AFP el director de la consultora de marketing político, Luis Benavente.

Perú vivió un conflicto armado desatado por Sendero Luminoso entre 1980 y 2000 que dejó más de 69.000 muertos y desaparecidos, según concluyó la Comisión de la Verdad y Reconciliación en 2003. Sus principales líderes están presos y remanentes armados se cobijan en un agreste valle de la zona centro-sur del país.

Fujimori padre, que gobernó de 1990 a 2000 fue condenado a 25 años de cárcel como autor intelectual de dos matanzas con 25 víctimas -un menor de ocho años entre ellas- perpetradas por un escuadrón de la muerte del ejército en 1991 (caso La Cantuta) y 1992 (caso Barrios Altos) en el marco de la guerra contra las guerrillas.

Acción Popular no apoyará a ningún candidato en la segunda vuelta

Lluvia de críticas

“Si queremos una verdadera reconciliación, si hay algunas personas que están arrepentidas y que buscan dialogar con las instituciones y el Estado, no me voy a negar”, comentó Keiko Fujimori a la prensa, una declaración que dista de aquella posición que tienen varios miembros del fujimorismo, quienes califican de “terrorista” a quien discrepan con ellos desde la izquierda

“Es una ofensa hablar de sentarse en una mesa con exterroristas”, escribió en su cuenta de Twitter su contendor, el economista de centroderecha, Pedro Pablo Kuczynski. En la mayoría de encuestas difundidas con miras al balotaje del 5 de junio, ambos están en empate técnico, aunque con una leve ventaja para Fujimori.

Para Kuczynski, de Peruanos Por el Kambio (PPK, también acrónimo de las iniciales de su nombre) hay varios reclamos socioambientales donde “nada ha tenido que ver algún movimiento terrorista”.

Fujimori también suscribió recientemente un convenio con mineros informales y artesanales, respaldada por su asesor de Soto, autor del laureado libro ‘El Otro Sendero’ (1986), que promueve la formalización de la propiedad como una salida contra la pobreza.

La candidata prometió derogar normas dadas durante el actual gobierno y que, a su juicio, no permiten la formalización de los mineros artesanales. Ello facilitaría retomar el uso de maquinarias conocidas como dragas, que extraen material del subsuelo, y a cuyo uso el gobierno atribuye la depredación de los suelos amazónicos.

“Hay dragas y dragas”, dijo José Climper, quien acompaña a Keiko como candidato a la vicepresidencia, dejando entrever que no todas las usan irresponsablemente. “No hay draga buena en cuerpos de agua de la Amazonía, porque remueve sedimentos que alteran o desaparecen ríos y los contaminan con mercurio”, dijo el ministro de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada