23 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Francia: Desarrollan la mejor cura del miedo a volar

Después de varios accidentes, el miedo a volar está en alza. Un curso de un día cerca del aeropuerto parisino de Charles de Gaulle utiliza simuladores para ayudar a los pasajeros a superar sus ansiedades.

(Video: Gabrielle Chatelain / AFPTV / AFP)

AFP. Como le ocurre a una persona de cada cinco, Emilie tiene miedo a volar. Por eso está en este centro de París enfrentándose a sus pánicos. Este simulador ofrece la sensación de volar en avión y es sorprendentemente realista.

“Están los sonidos, sientes las vibraciones y está muy bien que puedas ver todo lo que ocurre, a diferencia de cuando estás atrapada en el avión, en tu asiento, y solo ves una pequeña parte de tu ventana. Aquí, puedes ver todo lo que está pasando”, cuenta una participante.

El vuelo simulado demuestra cómo pueden funcionar los aviones con turbulencias o incluso fallos de motor.

“Podemos despegar solo con un motor, claro, está fabricado para eso, y podemos aterrizar con un solo motor también. Incluso repostar con un solo motor”, señala Laurent Garcia, instructor del Centro de Tratamiento del Miedo a Volar.

La demanda de cursos aumenta tras accidentes de avión como la desaparición del MH370 de Malaysia Airlines en marzo de 2014.

“Hay que saber por qué las turbulencias no son peligrosas, qué ocurre en una avería, cómo aterriza un piloto entre la niebla… Hay que tener estas respuestas y que ellas tomen el control por encima de pensamientos negativos, es trabajo psicológico y también del simulador de vuelo”, señala Xavier Tytelman, instructor del Centro de Tratamiento del Miedo a Volar.

Las posibilidades de morir en un accidente de avión son de una entre 11 millones, pero los psicólogos dicen que la ciencia no ayuda siempre, así que enseñan ejercicios de respiración para que los nerviosos pasajeros trabajen su estrés.

“Creo que he aprendido técnicas que me van a ayudar para bien, pero ¿seré capaz de aplicarlas en un vuelo? Ése será el desafío”, cuenta la participante.

El curso cuesta 500 euros, el precio de un vuelo de larga distancia, pero, si reduce el irracional miedo a volar que tantos de nosotros sentimos, entonces los beneficios se sitúan por las nubes.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada