22 de octubre de 2017

Temas del día

Un francés logra subirse a un avión sin pasaje

Hervé Couasnon logró burlar la seguridad del aeropuerto luego de que Washington anunciara una mayor vigilancia en Europa y Medio Oriente.

Un francés logra subirse a un avión sin pasaje (Foto: AFP)

AFP. Un francés logró embarcar este jueves sin billete en un avión de la compañía Air France en París, el mismo día en que se ha anunciado a bombo y platillo el refuerzo de la seguridad en los aeropuertos.

Hervé Couasnon, conocido como el “poeta escalador”, especialista en penetrar en lugares prohibidos y simbólicos, fue interpelado poco antes del despegue de un avión de la compañía aérea francesa del aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle con destino a Roma.

El intruso está en detención preventiva, según varias fuentes.

“He pasado todos los controles y he embarcado sin tarjeta de embarque ni billete” reconoció por teléfono a la AFP el propio Couasnon. “El objetivo era dejar en evidencia las fallas en los controles de seguridad”, adujo.

Vestido con un traje negro y una camisa blanca, este hombre de 56 años se hizo pasar como acompañante de personas discapacitadas, colocándose al lado de un empleado que empujaba una silla de ruedas. De esta manera superó dos controles en el aeropuerto, el de la puerta de embarque y el del mismo avión, dijo una fuente aeroportuaria.

Couasnon llegó a Roissy procedente de Burdeos (suroeste), donde fue sometido a los controles de seguridad de rigor, precisó Air France, que ha presentado una querella.

Al llegar a París, en vez de salir de la terminal se dirigió a la zona de embarque del vuelo a Roma.

Una vez dentro del aparato, “fue descubierto porque el avión estaba lleno y un pasajero quiso sentarse en su asiento”, precisó una fuente policial.

Esta intrusión coincide con el anuncio de Washington para reforzar la seguridad en algunos aeropuertos de Oriente Medio y en Europa con vuelos directos a Estados Unidos.

En mayo de 2013, Couasnon se coló hasta la pista del aeropuerto de Toulouse-Blagnac (sur) porque quería penetrar en la cabina del piloto para “difundir un mensaje de paz”. Esto le valió una estancia de un mes en un hospital psiquiátrico del que se escapó.

En 2003, logró llegar al palacio del Elíseo para pedir que le entregaran personalmente al presidente Jacques Chirac el CD de una canción que él mismo había grabado.

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO