12 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

ERWIN, el robot con sentimientos

Un proyecto de la Universidad de Lincoln busca entender la relación a largo plazo entre humanos y robots. Para ello, ha creado un ‘robot amigable’ que puede simular los sesgos cognitivos y generar su propia personalidad.

ERWIN, el robot con sentimientos (Foto: Universidad de Lincoln)

Una investigación en la Escuela de Ciencias de la Computación, de la Universidad de Lincoln, construyó un “robot amistoso” como parte de un estudio que busca comprender cómo los humanos y los androides pueden generan una relación a largo plazo.

El Robot Emocional con una Red de Inteligencia, más conocido como ERWIN (por sus siglas en inglés) fue construido específicamente para generar un lazo con el ser humano.

ERWIN es un diseño del Dr. John Murray y el PhD Mriganka Biswas, que forma parte de un proyecto que busca analizar cómo los sesgos “humanos” en un robot influyen en la relación entre el ser humano y la máquina.

“Los sesgos cognitivos hacen al humano como es, características físicas y la personalidad, se completan con errores e imperfecciones”, Biswas afirmó el pasado jueves en un comunicado.

“Sin embargo, incluyendo sesgos cognitivos a las características de un robot, lo hacen imperfecto por naturaleza, así como más humano”, agregó.

“Sobre la base de las interacciones humanas y las relaciones, vamos a introducir ‘características’ y ‘personalidades’ al robot”, agregó.

“Si logramos entender cómo se genera la relación entre humano-humanos entonces podremos desarrollar más rápido la relación entre robot y hombre”.

El proyecto pone a prueba si los robots serán capaces de identificarse con sus homólogos de carne y hueso con respecto al tema “emocional”, tanto ahora como en el futuro, explicó Edwin Kee.

“El obstáculo al momento de generar una relación con un robot puede generarse en nuestros procesos de pensamientos humanos imperfectos”, dijo Criado. “Como seres humanos tenemos la tendencia a utilizar ciertos patrones ilógicos de pensamiento o sesgos cognitivos al hacer juicios sobre el mundo y la gente que nos rodea. Hacer estos ‘atajos’ nos permite tomar decisiones más rápidas y prepararnos para situaciones desconocidas”.

Este tipo de características es propia de nuestra personalidad y es lo que en esencia nos hace humanos, afirma Biswas.

Según los investigadores, ERWIN tiene la capacidad de expresar cinco tipos de emociones. “Un compañero robot tiene que ser amable y tener la capacidad de reconocer las emociones y necesidades de los usuarios para actuar en consecuencia”, resaltó Biswas. .

Además, los investigadores buscan utilizar a ERWIN para aprender más sobre las relaciones con niños que tienen autismo, síndrome de Asperger y otras enfermedades relacionadas.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada