16 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Educando sin castigos físicos ni humillantes

Campaña Atrévete a Criar con Amor busca eliminar estas prácticas que sufren niños y adolescentes. ONG Acción por los Niños asegura que este tipo de violencia deja graves secuelas psicológicas. Lo ideal es basarse en la disciplina positiva.

Educando sin castigos físicos ni humillantes No solo los golpes constituyen castigos físicos y humillantes. Se incluye también el trato denigrante y la indiferencia hacia los menores. / SHUTTERSTOCK

KAREN ESPEJO

El castigo físico y humillante que se aplica a niños, niñas y adolescentes no solo afecta su autoestima. También limita su proactividad y su capacidad para resolver problemas, alerta Lourdes Febres, coordinadora general de la ONG Acción por los Niños.

La especialista aclara que, cuando hablamos de castigo físico y humillante, nos referimos a todo tipo de violencia infantil recurrente (como golpes, jalones, insultos, trato denigrante e incluso indiferencia), aplicada durante la crianza, en un intento por cambiar la conducta de los menores.

“Cuando se imponen castigos de este tipo, la iniciativa de los niños queda bloqueada. Además, los chicos comienzan a creer que la violencia es un modo válido para resolver los conflictos”, señala. Debido a tan malas consecuencias, este tipo de violencia infantil quedó prohibida en el Perú desde diciembre del año pasado, con la promulgación de la Ley Nº 30403.

La campaña Atrévete a Criar con Amor, Tus Acciones Dejan Huella, que hoy se lanza a nivel nacional por organizaciones como Acción por los Niños, Save the Children, Paz y Esperanza, entre otras, busca promover el cumplimiento de esta norma y una crianza basada en la disciplina positiva.

¿Cómo lograrlo? Según Febres, lo primero es entender que nuestros hijos son personas con derechos y opiniones válidas. En ese sentido, no se recomienda imponer reglas de comportamiento desde una perspectiva vertical, sino establecerlas de manera conjunta con ellos, a fin de que los chicos las asuman como suyas, las comprendan y respeten de manera natural.

Aunque los padres identifiquen un comportamiento inadecuado en los menores –como un bajo rendimiento escolar, por ejemplo – nunca se debe recurrir a la violencia.

“Los padres deben saber primero las causas del problema, conversando con los hijos, observándolos más detenidamente y poniéndose en su lugar”, dice Febres.

De esta manera, asegura, se irá creando un vínculo de confianza entre padres e hijos, se reforzará la autoestima de los menores y será más sencillo disuadirlos para un cambio de comportamiento.

Blog informativo

Como parte de la campaña Atrévete a Criar con Amor se ha lanzado el blog sincastigo. wordpress.com, con data sobre el castigo físico y humillante. Además, se realizarán talleres sobre el tema en colegios y comités municipales

.-

Participa de la Reciclatón del 23 y el 26 de agosto

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada