20 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Defensoría registró 64 quejas por discriminación

En lo que va de año, solo tres fueron por racismo. La mayoría de los casos se da en colegios, centros de trabajo, salud y entidades públicas. Cada vez se presentan más denuncias, pero las cifras aún son bajas.

Defensoría registró 64 quejas por discriminación (Foto: Shutterstock)

Por Sabrina Rodríguez

En lo que va de año, la Defensoría del Pueblo recibió 64 quejas por discriminación, de las cuales solo tres fueron por racismo. La mayoría fueron por sexo, discapacidad y hasta la forma de vestir.

Para Gisella Vignolo, adjunta para los Derechos Humanos y Personas con Discapacidad de la Defensoría del Pueblo, esta cifra aislada puede parecer baja, pero asegura que las denuncias formales crecen cada vez más.
“Si miramos la evolución de las cifras del Ministerio Público, Indecopi y otras entidades, vemos que la gente sí está denunciando. Hay mayor conciencia sobre la discriminación”, nos dijo hoy.

Explica que, hasta hoy, en la base de datos de la Defensoría constaban 64 quejas presentadas este año por ciudadanos disconformes porque sus denuncias fueron desatendidas en los canales correspondientes, por lo que acudieron a la Defensoría.

“Hay mecanismos para denunciar los casos de discriminación y la persona vulnerada debe acudir primero a esas instancias. Nosotros intervenimos cuando esas entidades no atendieron correctamente las denuncias”.

Vignolo sospecha que las estadísticas deberían ser bastante mayores, pero el miedo a las represalias echa para atrás a las víctimas al notificar oficialmente un caso por discriminación. “Por ejemplo, se dieron casos en los que los padres de escolares presentaron una denuncia y al año siguiente el colegio les observó la matrícula”.

Pero esos no son los únicos factores. “Hay también una vergüenza a denunciar la discriminación, una desconfianza en las instituciones públicas y un tema probatorio. Los denunciantes saben que las autoridades les van a pedir pruebas. Entonces, hacer la denuncia se considera una pérdida de tiempo”.

En todo caso, de los peruanos que llevaron sus casos a la Defensoría, la mayoría fueron discriminados en colegios, centros laborales, centros de salud e instituciones públicas. “De las 64 quejas, alrededor del 80% fueron declaradas fundadas, es decir, se pudo verificar la afectación de un derecho”.

Vignolo explica, por ejemplo, que en los centros de estudios predominan quejas por los requisitos de matrícula. Algunos centros obligan a los padres a presentar una partida de bautizo o de matrimonio. “También se dan muchos casos de discriminación por discapacidad”.

En el caso de los establecimientos de salud, detalla que muchos médicos se niegan a atender a personas por su orientación sexual, ya que prejuzgan que puedan tener alguna enfermedad contagiosa como el VIH.

A la Defensoría le preocupa la situación especialmente en provincias, donde la discriminación está naturalizada. “La mayoría de las denuncias vienen de Lima. En las regiones (la discriminación) se normaliza y no hay tendencia a denunciarla”, indica Vignolo.

No te quedes callado

Si eres víctima de discriminación, primero debes acudir a la instancia correspondiente. Por ejemplo, si tus derechos se vulneraron en un bar y otro establecimiento de consumo, debes notificarlo al Indecopi. Si fue en el colegio, debes reportarlo al director y, si no te escucha, a la UGEL. Si en esas instancias no te atienden, puedes ir a la Defensoría personalmente o notificarlo a través de su web, Facebook y Twitter. También tienes la línea telefónica gratuita 0800-15170.

Último caso público

La semana pasada en Twitter se avivó un fuerte debate porque la UPC solicitaba usar iPad a sus alumnos.

•Defensa. En este contexto, la tuitera Elena Serpa Olivos (ElenaOlivos) insultó a Juan Manuel Cieza. “contab36 no tengo NADA contra San Marcos. Hablo de serranos como tú, que tienen Twitter. En mi universidad, no entra gente como tú, color puerta”.

•Lección. El periodista y profesor de la UPC, Hugo Coya, le escribió una carta a Serpa Olivos sorprendido por esa actitud e invitándola a hacer de ese “color puerta” un símbolo para evitar más casos de discriminación.

•No es su alumna. Ayer, la UPC negó en un comunicado que la joven estudie ahí y rechazó tajantemente cualquier acto de discriminación.

En tanto, en redes sociales se creó el hashtag #TodosSomosColorPuerta criticando lo dicho por la estudiante. Esto es lo que se dice:


Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada