22 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Cueto Aservi: "Ningún civil hará servicio militar en contra de su voluntad"

El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas señala que si los sorteados no acuden al servicio militar, se les penalizará con la denominada muerte civil.

Cueto Aservi: "Ningún civil hará servicio militar en contra de su voluntad" Reclutas del servicio militar voluntario (Foto: USI)

(Andina). Los jóvenes que, pese a ser sorteados para el servicio militar, incumplan con ese llamado y se nieguen a pagar la multa respectiva, no serán forzados a cumplir con el reclutamiento, aseguró hoy el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, José Cueto Aservi.

Precisó que, como ocurre con los omisos al sufragio, los civiles que no paguen la multa por incumplir con el servicio militar, simplemente se verán perjudicados con la denominada muerte civil, es decir, no podrán, entre otras cosas, realizar algunos trámites ni celebrar contratos.

El alto mando militar explicó que así está considerado en la legislación actual y que, en ningún caso, se forzará u obligará al omiso sorteado a cumplir con este servicio acuartelado en contra de su voluntad, pues “lo forzado ya no existe ni existirá”.

“Hay muerte civil como cuando se vota (…) El chico que sale sorteado y no quiere ir (al servicio militar), no va y se atañe a lo que dice la ley (…) Acá nadie lo va a ir a buscar, pero ojo que se sujeta a lo que dice la ley”, refirió en RPP.

Dijo que entre las excepciones a la prestación del servicio militar (que duraría dos años) figura el caso de los jóvenes menores de 25 años, entre hombres y mujeres, que sean el sostén de sus familias, es decir, cuando de ellos dependa la manutención de sus cónyuges e hijos.

“La ley dice que si el chico está casado, es el sostén de la familia y demuestra eso, está exceptuado y no paga la multa, así se le libera, porque la multa es para quien no cumple con ir al servicio (sin estar exceptuado) y califica para el sorteo”, manifestó.

El jefe del CCFFAA dijo también que en los cuarteles existe un déficit de personal que debe ser superado mediante una campaña de estímulos a los jóvenes para que se sientan atraídos hacia la carrera militar.

Ratificó, además, que ningún recluta del servicio militar será enviado al Valle de los Ríos Apurímac y Ene y que existe un estigma en torno al tema, porque es sabido que en ese lugar solo interviene un cuerpo militar de élite que ha sido debidamente entrenado para esa labor.

“Ir al Vraem no es malo. Es una zona que está en conflicto interno con un grupo de renegados y terroristas, hay narcotráfico. En todo el país donde hay esto y los soldados están expuestos, pero ellos reciben un entrenamiento especial para ir a esa zona”, recalcó Cueto Aservi.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada