23 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

La crisis de los refugiados desestabiliza a Merkel tras diez años en el poder

La canciller alemana enfrenta el momento más duro de su mandato, luego de que su política de apertura a los refugiados sea duramente criticada

La crisis de los refugiados desestabiliza a Merkel tras diez años en el poder (AFP)

(AFP). Angela Merkel enfrenta la peor crisis interna tras diez años en el poder debido a su política de apertura a los refugiados, cada vez más criticada en Alemania y en Europa, sobre todo desde los atentados de París.

Su gestión cuenta a favor con buenos resultados económicos y suele aparecer en la lista Forbes de los dirigentes más poderosos del planeta. Por eso hasta hace unos meses nada presagiaba que celebraría su década en el poder en este ambiente.

Merkel es la jefa de gobierno con más años en el cargo en toda la Unión Europea (UE). Fue elegida el 22 de noviembre de 2005.

La llegada en 2015 a Alemania de alrededor de un millón de refugiados, en gran parte de Siria, a los que decidió abrir las fronteras en septiembre, la debilitó a nivel político.

“El principio del fin”, pronostica el prestigioso semanario Die Zeit. “La canciller aislada”, afirma Der Spiegel.

Los sondeos son menos favorables en los últimos meses con un 34% de intención de voto para las Uniones cristianas CDU y CSU, frente al 41,5% en los comicios de 2013. El partido de la derecha populista antirrefugiados Alternativa por Alemania (AfD) saca tajada (10%).

“No hay duda, es el mayor desafío de su mandato”, reconoce uno de los consejeros de Merkel, que pidió el anonimato.

En las filas de su partido afronta una rebelión sin precedentes. La CSU bávara se opone frontalmente y dos pesos pesados de la CDU en el gobierno, los ministros del Interior, Thomas De Maizière, y de Finanzas, Wolfgang Schäuble, no dudan en mostrar sus discrepancias y pedir el cierre de las puertas.

‘París lo cambia todo’
Ante este malestar, Merkel modificó su política en las últimas semanas. Endureció el derecho de asilo, restableció controles en las fronteras, aceleró la expulsión de los solicitantes cuyas demandas fueran denegadas y desde hace poco el envío de los sirios a los países por los que entraron en la UE, cuando no se trate de Grecia.

Los partidarios de una línea dura endurecieron el tono después de los atentados de París, una matanza que a su entender confirma el riesgo de infiltración de yihadistas entre los refugiados. “París lo cambia todo. El tiempo de la inmigración descontrolada e ilegal no puede continuar”, protesta un responsable de la CSU, Markus Söder.

Merkel era conocida por su pragmatismo, su capacidad para sortear obstáculos y adaptar su política a los deseos de la opinión pública. Hasta que expresó sus verdaderas convicciones, quizá por primera vez en su mandato.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada