20 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Copa América 2015: Los recuerdos de la tortura en los estadios chilenos

Al menos tres de los nueve estadios que recibirán a la Copa América 2015 fueron usados como centros de detención y tortura durante la dictadura de Augusto Pinochet.

(Video: Mathilde Bellenger, Daphnée Denis, Valeria Pacheco / AFPTV / AFP)

AFP. Detrás de estas rejas, en el Estadio Nacional en Santiago de Chile, hay un claro recuerdo de la dictadura, cuatro décadas atrás.

Estas gradas son un signo de que este lugar no siempre fue sólo para deportes.

Cientos de miles de chilenos fueron detenidos aquí después del golpe militar que puso a Augusto Pinochet en el poder durante 17 años.

Algunos eran disidentes políticos o sindicalistas. Otros como José Manuel Méndez simplemente estuvieron en el lugar y momento equivocados.

“Aquí hay un dicho que es muy común: un hombre no llora. Si llora. Aquí lloramos. No de cobardía, sino que por muchas cosas. De hambre, de frío, de pensar en nuestros familiares. Aquí lo único que miramos cuando nos sacaban aquí afuera, era ver el cielo y el pasto del estadio”, cuenta José Manuel Méndez, exdetenido en el Estadio Nacional de Santiago.

Tras el golpe de 1973, los disidentes políticos fueron detenidos en masa y encerrados en buques de la Armada, estaciones de policía y edificios de oficinas.

Pero la Junta Militar de Chile también convirtió 12 estadios como éste en centros de detención y tortura.

Hoy, se desconoce el número exacto de víctimas por falta de un archivo accesible y porque muchos prisioneros nunca aparecieron.

“Esto tenía que ser un golpe brutal, eficiente, de corto plazo digamos. Y de hecho lo lograron. Todos los informes, está registrado en el informe de la comisión de verdad, indican que a las 48 horas, en el peor de los casos a las 72 horas después del golpe de estado, los militares tenían el control del país”, señala el historiador Mario Garcés.

En este estadio, los prisioneros fueron torturados en el velódromo y en estos baños, conservados en su estado original.

Los expresos recuerdan haber pasado hambre y frío, palizas, descargas eléctricas y agresiones sexuales.

“Esta política de terrorismo de estado, la dieron chilenos contra chilenos. Un ejército financiado y preparado por la plata de todos los chilenos, reprimió, asesinó y torturó a chilenos; Entonces estos sitios son la muestra de que eso existió”, señala Wally Kuntsmann, presidenta de la Asociación para la Memoria del Estadio Nacional.

Cada año, los familiares de los desaparecidos encienden velas en por todo el estadio en memoria de las víctimas.

A pesar de los fantasmas del pasado, el Estadio Nacional, junto con los estadios de Valparaíso y Concepción serán sedes de la Copa América en junio próximo.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada