20 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Conociendo a la muerte

Joven, atractiva y una agente funeraria con licencia, Caitlin Doughty les está dando a la muerte un cambio de look.

Conociendo a la muerte Caitlin Doughty. (Foto: Metro World News)

Por: Kieron Monks, Metro World News

Ella es la cara de la muerte. Desde su exitosa serie de Youtube respondiendo preguntas prohibidas, hasta las nuevas sesiones “Death Salon” (Salón de la muerte), que ayudan a la gente a superar el miedo a la muerte. Esta nativa de Los Ángeles de 29 años rápidamente se ha convertido en un emblema de vanguardia en cuanto a la aceptación de la muerte, un nuevo movimiento que demanda mayor compromiso con el gran más allá.

¿Cómo puedo conocer a la muerte?
Hay muchas cosas que puedes hacer. Lo primero es hacerlo una prioridad. Lee todo lo que puedas acerca de la cultura de la muerte, en tu propio país y alrededor del mundo. Mira películas y documentales. Anda a los cementerios y solo siéntate a meditar sobre tu propia mortalidad, que no eres una figura permanente en este mundo. Hacer estas cosas no es mórbido ni raro, lo juro, es seguir una curiosidad natural. Lo más importante, anda a los funerales de las personas que conoces y que quieres. No los evites porque la muerte te pone nervioso. Nada es mejor remedio para el miedo a la muerte que una exposición racional hacia la verdadera mortalidad.

¿Cómo se ve una mala relación con la muerte?
Como la cultura moderna, en realidad. Siempre queremos tener más que los demás, ser más exitosos, tener más dinero, tener más likes en Facebook. Estas cosas nos distraen del hecho de que somos animales condenados a morir, como cualquier otra criatura del planeta. Los humanos se quieren sentir especiales y dejar de admitir que con criaturas efímeras. Es entendible, pero esa negación perjudica la apreciación de la realidad.

Cuéntanos del movimiento de aceptación de la muerte
Creo que es muy significativo, pero yo estoy dentro del movimiento, claro que voy a pensar que es la cosa más importante del mundo. Pero también creo que nuestra relación la muerte está rota, dañada. En los últimos años, ha aumentado considerablemente la cantidad de personas que están interesadas en un funeral alternativo, eso me hace pensar que el movimiento está funcionando. Este es para todos aquellos que se cuestionen el modo en que actualmente negamos la muerte en los funerales y en el sistema médico.

¿Quiénes son sus principales opositores?
El sistema tradicional de funerales tiene intereses financieros en mantener las cosas como son. No les conviene que las familiar tomen un rol más activo, cuidando el cuerpo muerto o planeando el funeral. Aunque eso no se aplica a todos los directores de funerarias, hay muchos que están interesados en ofrecer más alternativas.

Leí que para ti misma escogerías la putrefacción (descomposición al aire libre). ¿Por qué nuestros lectores deberías explorar planes para la muerte alternativos?
Absolutamente escogería la putrefacción. Creo que tenemos átomos en calidad de préstamos por cierto tiempo, mientras estamos vivos, y tenemos que devolverlos cuando morimos. Tratar de preservar el cuerpo de la descomposición, que es lo que naturalmente está diseñado a hacer, es tener una relación difícil con tu propia muerte. Explorar otras alternativas le permite a las personas pensar realmente qué es lo que quieren para sus cuerpos después de la muerte.

¿Cómo se siente ser, tal vez, la más famosa cara de la muerte?
No sé si eso sea cierto, pero si lo es, probablemente sea porque nadie más aplica para esa posición. Trato de ser racional y de tener humor, así que si la gente piensa en mi cuando piensa en la muerte espero que mi cara diga: “Hola chicos, todo va a estar bien. ¡La muerte es algo natural! Tengan un buen día.

¿Halloween te exaspera?
Halloween es divertido. Desearía que más personas conozcan la verdadera historia, que se originó como un festival Celta que difuminaba la línea entre los vivos y los muertos, porque eso hace esta festividad mucho más interesante que solo disfraces sexys. Pero no puedo negar que disfrazarse y comer chocolate son dos actividades divertidas.

Tags

Ir a portada