20 de octubre de 2017

Temas del día

Conoce 'Siete Sopas': el restaurante ideal para el frío invierno limeño

El exitoso restaurante creado por La Lucha es una de las mejores opciones para calentar este mes de agosto y disfrutar de sopas de todo el país.

Conoce 'Siete Sopas': el restaurante ideal para el frío invierno limeño (Foto: Difusión)

Por: FERNANDO PINZÁS
fernando.pinzas@publimetro.pe

Lea también: #PlaneaTuFinde: Combate el frío en Siete Sopas

Desde julio del 2016, el restaurante Siete Sopas de Lince se ha convertido en una de las propuestas más innovadoras en nuestra ciudad.

Prueba de ello son las largas colas que se forman en su entrada, con comensales que buscan disfrutar de un caldo de gallina, una sopa criolla o la sopa que toque ese día.

Su nombre es más que claro. Esta propuesta creada por el restaurante La Lucha ofrece una sopa por cada día de la semana, en una carta que se renueva cada mes.

Así, los lunes son de shámbar, al estilo trujillano. Como se sabe, en la Ciudad de la Eterna Primavera, se toma tradicionalmente esta sopa los lunes al mediodía.

Para mantener la tradición del sabor, Siete Sopas usa ingredientes de la región como frejol amarillo, el trigo shámbar y carne de gallina. Es la única, junto a la patasca de los jueves, que no ha sido reemplazada en la carta, debido a la demanda del público.

Este otro caldo se encuentra en toda la sierra, es contundente y en Siete Sopas se elabora con chalona, pata de res y mote cusqueño. Como plus, se aromatiza con hierbabuena.

Los martes son de menestrón; los miércoles se sirve sopa de frejoles
a la leña; el viernes toca chupe de cola de buey; el sábado, sopa de trigo con pierna de cordero y trigo morón; y el domingo, sancochado limeño. La sopa es un ícono de nuestra cocina.

Como afirma el chef Armando Román, la sopa nos recuerda a la casa, a la comida en familia. De hecho, cada región del Perú tiene una sopa típica. Armando, quien ha viajado por todo el país, calcula que hay unas dos mil variedades de sopas en todas las regiones.

Aunque la cifra suene exagerada, si recordamos algunas, nos daremos cuenta de que son muchas. En Arequipa, por ejemplo, tenemos el caldo blanco y el chupe de camarones. En la selva está el inchicapi; en Huancayo está la sopa
verde; y en la costa, la parihuela y otras sopas de mariscos y pescados.

Desde familias enteras hasta noctámbulos (por cuestiones de trabajo o juerga), el público de Siete Sopas es muy variado. Y es que la sopa peruana
tiene muchas funciones: calienta en el invierno, da más energía para continuar con la jornada y reconstituye el cuerpo luego de una noche de fiesta. Además, es todo un manjar.

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO