21 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Conoce la otra cara de la “Ciudad iPad” en China

Publimetro visitó la factoría Foxconn para conocer de cerca la difícil vida de los empleados (salarios, ritmo de trabajo) del mayor fabricante de iPads del mundo.

Conoce la otra cara de la “Ciudad iPad” en China (Foto: theapplelounge.com)

Por Jordan Pouille

El enorme edificio se asemeja a un cubo blanco con unas pocas ventanas. Esta fábrica de Chengdu, provincia de Sichuan, una región pobre del suroeste de China, la dirige Foxconn, el mayor fabricante de productos electrónicos del mundo. Y es aquí donde dos de cada tres iPads, la popular tablet de Apple, se fabrican.

“Chengdu es tan grande como Mónaco”, dice orgulloso el taxista que nos lleva. Pero el lugar es mucho menos chic: su población trabaja en la fábrica 12 horas al día, seis días a la semana por US$315 al mes, incluidas las horas extras.

Los trabajadores viven en el pueblo de Yuan, a 15 kilómetros de Chengdu, un sitio lleno de edificios de dormitorios de 18 pisos.

“Yo pago US$15 al mes por una habitación de 10 m2, que comparto con 5 otros trabajadores, dice Zhang, de 30 años. Su esposa vive en un dormitorio femenino cercano.

Para poder responder a la gran demanda que tiene el iPad, Foxconn Chengdu estima dar empleo a 350.000 personas para fines del 2012. Como resultado de ello, ruidosas grúas trabajan día y noche, construyendo más dormitorios.
Para el descanso de sus trabajadores, la empresa ha instalado cientos de mesas de ping-pong, tiendas y cómodos Café-Internet.

Después de su turno, muchos trabajadores hombres se embarcan en partidas de World of Warcraft, un videojuego, aún cuando la empresa preferiría que duerman.
En la “Ciudad iPad”, como reza el lema de la fábrica, “cada minuto importa”.

“Seis veces a la semana, me levanto a las 6 a.m., espero por el autobús hasta las 6:40 a.m., trabajo desde las 7:30 a.m. hasta las 8:30 p.m., con una pausa de una hora para el almuerzo –30 minutos se pasan esperando hasta que nos sirvan–. Estoy en casa a las 9 p.m. Solo tenemos una hora antes de que los guardias apaguen las luces”, dice Xiao, de 19.

Verificar la calidad de 1.100 iPads al día le agota. Pero es difícil salirse. “Cuando mi amigo trató de renunciar, un gerente de Recursos Humanos le pidió que esperase un mes más porque tenía que lidiar con otras 40.000 cartas de renuncia”.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada