20 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Cigarro electrónico: Mitos y verdades

Una organización internacional y un especialista peruano nos hablan sobre este famoso dispositivo. El consenso es claro: no ayuda a dejar de fumar y sí puede generar cáncer .

Cigarro electrónico: Mitos y verdades (Foto: La Vanguardia)

Por José Barreto

Dicen que algunos remedios son peores que la enfermedad. Tal dicho popular grafica la situación del ya famoso cigarrillo electrónico , que ciertamente no llega a ser siquiera un remedio propiamente dicho.

Tal como refiere la Unión Internacional Contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias (en adelante La Unión), este dispositivo que vaporiza y envía a los pulmones una mezcla de nicotina y otros químicos, no ha demostrado científicamente ser seguro para la salud y, mucho menos, una alternativa para dejar de fumar.

“La Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha demostrado la presencia de dietilenglicol en estos dispositivos, el cual es un refrigerante que tiene un historial de envenenamientos masivos y muertes”, señala la reconocida organización internacional.

Por su parte, el médico neumólogo de la Clínica Internacional, Rafael Reaño, nos explica que el cigarrillo electrónico no solo no contribuye en la eliminación del hábito de fumar, sino que, al igual que el cigarrillo tradicional, puede generar la aparición de cáncer.

“El cigarrillo electrónico sí contiene sustancias que pueden generar cáncer. Es más, está comprobado que la nicotina también es un agente que promueve la aparición de esta enfermedad. Las personas que lo usan no aminoran en ninguna medida su adicción a este alcaloide”, explica el médico.

No es lo más alarmante

La idea del cigarrillo electrónico nació en China el 2004 empleando nicotina líquida para evitar el consumo del cigarrillo convencional, el cual contiene más de 7 mil sustancias tóxicas.

Pero con el paso del tiempo, se ha comprobado que esta “alternativa” también puede producir lesiones en la salud de quienes lo usan, como asma o fibrosis pulmonar.

Sin embargo, esto no es lo más grave. Debido a la desinformación sobre este dispositivo y su nula regulación no solo en Perú, sino en muchos países del mundo, su uso está en alarmante ascenso.

“El cigarrillo electrónico se presenta con el atractivo de sus sabores y colores. Y en muchos países se vende hasta como juguete a jóvenes de 12 años. Esto está generando índices de adicción más temprana a la nicotina, tanto así que en muchos lugares de Europa el consumo de estos dispositivos es ya mayor que el de los cigarrillos comunes”, asegura el médico.

Desinformación en el Perú

Y no le falta razón. Según cifras de La Unión, un alarmante 56,7% de estudiantes de Lima y Arequipa creen erróneamente que el cigarrillo electrónico no contiene nicotina.

Dicho todo esto, ¿te unirás a la moda del cigarrillo electrónico?

Cifras alarmantes

34% de escolares limeños dicen que probarían el cigarro electrónico. El 46% cree que es menos dañino que el convencional.

El cambio está en ti

“El arma más poderosa para quienes quieren dejar de fumar es su voluntad. El cigarrillo electrónico no es la solución”.
Rafael Reaño, médico neumólogo de la Clínica Internacional.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada