21 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Advierten sobre aumento del nivel de los océanos por el derretimiento de hielo en la Antártida

El hallazgo, que algunos científicos habían temido durante décadas, significa que el nivel global del mar aumentará durante el próximo siglo al menos 10 pies (3 metros), según informó hoy The New York Times.

Advierten sobre aumento del nivel de los océanos por el derretimiento de hielo en la Antártida
(Foto: Shutterstock/Imagen referencial)
Advierten sobre aumento del nivel de los océanos por el derretimiento de hielo en la Antártida
Según el gráfico la parte roja de la Antártida es donde la temperatura es mayor, este incremento se dio en los últimos 50 años. Todos los cambios están registrados en grados centígrados. (Foto: NASA)
    0 de 0

(Foto: Shutterstock/Imagen referencial)

El colapso de gran parte de la capa de hielo en la Antártida Occidental parece haber comenzado, y es casi seguro que es un suceso inevitable, con el calentamiento global se acelera el ritmo de la desintegración, así aseguraron dos grupos de científicos este lunes al diario The New York Times.

El hallazgo, que algunos científicos habían temido durante décadas, significa que el nivel global del mar aumentará al menos 10 pies (3 metros). El aumento puede seguir siendo relativamente lento al menos durante el próximo siglo, más o menos, según los científicos, pero en algún momento después probablemente acelerará tan drásticamente que se convertirá en una crisis.

“Esto está sucediendo”, dijo Thomas P. Wagner, quien dirige los programas de la NASA en el hielo polar y ayudó a supervisar algunas de las investigaciones. “No hay nada para detenerlo ahora. Pero usted todavía está limitado por la física de lo rápido que el hielo puede fluir “.

Dos trabajos programados para su publicación esta semana, en las revistas Science y Geophysical Research Letters, son el intento de dar sentido a un flujo acelerado de los glaciares observados en algunas partes de la Antártida occidental en las últimas décadas.

Ambos trabajos concluyen que el cálido afloramiento de agua de las profundidades oceánicas es lo que probablemente ha provocado una inestabilidad inherente en la capa de hielo de la Antártida Occidental, lo que lo hace vulnerable ante un colapso en cámara lenta. Y un documento concluye que los factores que algunos científicos habían esperado no podrían contrarrestar tal colapso.

Estos hallazgos le dan la razón a la predicción realizada en 1978 por el glaciólogo eminente , John H. Mercer , de la Universidad Estatal de Ohio. Él destacó el carácter especialmente vulnerable de la capa de hielo de la Antártida Occidental, y advirtió que la rápida liberación humana de gases de efecto invernadero plantea “una amenaza de desastre”. En los últimos años los científicos han estado observando con creciente preocupación cómo los eventos se han desarrollado en gran parte como Dr. Mercer lo predijo.

Los científicos dijeron que la capa de hielo no se derrite a causa de las temperaturas más cálidas del aire, sino más bien por el agua relativamente caliente, que está presente en la naturaleza, desde las profundidades del océano. Es así que el agua está tirando hacia arriba la capa de hielo por la intensificación de los vientos alrededor de la Antártida.

La mayoría de los científicos en el campo ven una conexión entre los vientos más fuertes y el calentamiento global causado por los humanos, pero dicen que también existen otros factores. La variabilidad natural del clima puede ser uno de ellos. Otro puede ser el agujero de ozono sobre la Antártida, causada por un problema ambiental completamente diferente.

Cualquiera que sea la combinación de causas, que parecen haber provocado un retroceso de la capa de hielo, ya no se puede detener. En este punto, una disminución en la tasa de derretimiento de nuevo a los niveles anteriores sería “demasiado tarde para estabilizar la capa de hielo”, dijo Ian Joughin, glaciólogo de la Universidad de Washington y autor principal del nuevo estudio en la revista Science . “No hay mecanismo de estabilización”.

El problema básico es que gran parte de la capa de hielo de la Antártida Occidental se encuentra por debajo del nivel del mar en una especie de depresión en forma de cuenco de la tierra.

Los gases que atrapan el calor podrían desestabilizar otras partes de la Antártida, así como la capa de hielo de Groenlandia, provocando suficiente elevación del nivel del mar que muchas de las ciudades costeras del mundo eventualmente tendría que ser abandonadas.

El Dato
La operación IceBridge de la NASA muestra el derretimiento del hielo entre el 2012 y 2013 en Groenlandia, cerca a América del Norte.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada