19 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

China retira prohibición de venta de consolas de juegos con restricciones

Cada juego será filtrado por las autoridades para su distribución en el país asiático. Solo se autorizará la venta de las consolas fabricadas en la zona franca.

China retira prohibición de venta de consolas de juegos con restricciones (Foto: AFP)

AFP. China retiró formalmente la prohibición de vender consolas de juegos de video, abriendo potencialmente un inmenso mercado a los gigantes Sony, Nintendo y Microsoft, pero mantiene importantes restricciones y las repercusiones económicas son todavía inciertas.

Los grupos extranjeros que fabrican consolas de vídeojuegos en la zona franca de Shanghai (ZFS), inaugurada a finales de septiembre, podrán venderlos en el país pero antes tendrán que recibir el visto bueno de las autoridades culturales, según una decisión gubernamental conocida esta semana.

Esta decisión pone fin a la prohibición, que data del 2000, de vender consolas de vídeojuegos por los supuestos efectos nocivos que tenían para la “salud mental” de los jóvenes usuarios.

Siguen prohibidas las importaciones de consolas de juego, aunque es muy fácil conseguirlas en el país adonde llegan de forma ilegal.

Por eso, los expertos consideran que las nuevas medidas van a tener un efecto limitado. Las consolas disponibles ilegalmente permiten jugar con juegos pirateados baratos, por lo que es poco probable que los usuarios estén dispuestos a pagar los precios de los juegos oficiales.

“Las ventas de las consolas no van a dispararse, es imposible, se trata de productos para un público limitado en China”, explica a la AFP Yang Jiaxiang, experto independiente para un gabinete especializado.

“Las auténticas consolas de juego suelen ser muy caras y nadie las comprará con excepción de algún fanático”, agregó.

Además, los obstáculos siguen siendo muchos. Solo se autorizará la venta de las consolas fabricadas en la zona franca (donde todavía no hay ninguna planta que tenga capacidad para producirlas) y cada juego tendrá que recibir la luz verde de las autoridades. Además, los productos podrán estar sujetos a un gravamen a la salida de las ZFS.

Además, es difícil que los fabricantes puedan seguir el ritmo de producción de nuevos juegos, bastante rápida para satisfacer a sus usuarios, “a menos que China reforme los mecanismos de aprobación” a menudo largos y tortuosos, comentó Yang.

A ello se suma el dominio de las plataformas de juego en línea y la oferta de juegos para PC en constante renovación y accesibles por poco dinero.

Responsables extranjeros del sector temen que el control puntilloso de las autoridades culturales, que podrían prohibir todo juego para consola con contenido considerado violento, obsceno o políticamente delicado, se convierta en una barrera comercial.

Esta suavización de la prohibición no parece afectar tampoco a las consolas que algunos fabricantes extranjeros, como los japoneses Sony y Nintendo, producen en China para la exportación.

Pese a las serias restricciones, esta evolución de las reglas podría ofrecer una puerta de entrada al codiciado mercado chino a los gigantes del sector y a sus productos estrella —la PlayStation de Sony, la Wii de Nintendo o la Xbox del estadounidense Microsoft.

Los inversores han reaccionado de manera entusiasta: el título de Nintendo subió en la Bolsa de Tokio 10,76% el miércoles, mientras que el de Sony ganaba 1,38%.

“Es una decisión positiva ya que China es un mercado gigantesco para ellos”, dijo Hirokazu Hamamura, director de Kadokawa Corp., editor de una revista nipona especializada en la industria del vídeojuego -al tiempo que advierte que los “riesgos de piratería” podrían limitar sus ganancias.

Asimismo, en la Bolsa de París, el editor francés de juegos de vídeo Ubisoft subía más del 6% el miércoles por la mañana.

El volumen de negocios total del sector chino del vídeojuego creció 38% en 2013, a 83.200 millones de yuanes (10.000 millones de euros), según una estimación profesional.

El mercado chino está dominado por los juegos en línea pero las aplicaciones lúdicas en los teléfonos móviles constituye un nicho cada vez más popular y lucrativo.

Los grupos japoneses se mostraron prudentes este miércoles. “En este momento, no podemos decir nada sobre los proyectos futuros en China”, declaró un portavoz de Sony.

Por su parte, Microsoft ya ha previsto una inversión de 237 millones de dólares en una empresa compartida en la zona franca de Shanghai, según informó en noviembre su socio chino BesTV New Media, sin precisar qué productos se verían concernidos.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada