19 de mayo de 2019
Redacción Publimetro |

Los chimpancés ayudan a los agricultores a ‘sembrar’ cacao en Guinea

Un comportamiento mutuamente beneficioso puede ayudar a una población en peligro de extinción y la misma vez aumentar las ganancias de los agricultores.

Los chimpancés ayudan a los agricultores a ‘sembrar’ cacao en Guinea (Foto referencial: Shutterstock)

Fuente: Mongabay Latam / Autor: Morgan Erickson-Davis / Traducido por: Romina Castagnino

El conflicto entre seres humanos y fauna silvestre es un drama continuo que se desarrolla en todo el mundo, desde el sur de la India, donde las plantaciones fuerzan a humanos y elefantes a estar más cerca los unos de los otros, hasta el oeste de los Estados Unidos, donde lobos y rancheros luchan por el ganado. Sin embargo, una nueva investigación publicada recientemente en la revista International Journal of Primatology encuentra que cuando se trata de la agricultura de cacao en la República de Guinea, los seres humanos y la vida silvestre se involucran en asociaciones que pueden beneficiar a ambas partes.

El estudio se centró en Bossou, una ciudad en el sureste de la región de Nzérékoré de Guinea y en el corazón del rango geográfico de los chimpancés occidentales (Pan troglodytes verus), una especie en peligro crítico de extinción. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO en inglés), hoy en día solo queda el 1 % del bosque primario de la Alta Guinea, una región una vez cubierta por un exuberante bosque húmedo. A medida que el bosque se convierte en tierras de cultivo o madera, los autores escriben que la fauna está cada vez más expuesta a los cultivos y por ello, a menudo los consumen. Este es el caso de los chimpancés.

El cacao es uno de los cultivos preferidos de los chimpancés, según los investigadores. Nativo de África Occidental, el cacao se cultiva comúnmente en parcelas de pequeña escala en Guinea.

Pero mientras que los seres humanos cuidan de los cultivos, no siempre se encargan de la siembra.

“Los chimpancés ingieren la pulpa de cacao y escupen las grandes semillas del fruto del cacao sin madurar o engullen las semillas de los frutos maduros de cacao, las cuales terminan en sus heces”, dijo Kimberley Hockings, investigadora de la Universidad Oxford Brookes e investigadora principal del estudio.

A menudo, las heces –y las semillas de cacao contenidas dentro– se depositan en áreas boscosas, donde la cubierta gruesa del dosel bloquea la luz necesaria para que el cacao se reproduzca. Aquí crecen, pero no producen fruto.

Pero a veces, los chimpancés defecan dentro o cerca de campos agrícolas, efectivamente “plantando” nuevas plantas de cacao y potencialmente aumentando los rendimientos de los agricultores.

A través de entrevistas, los investigadores descubrieron que incluso el cacao plantado en el bosque podría beneficiar a los agricultores; de este modo si es que decidieran expandir sus campos en bosques adyacentes, tendrían plantas ya establecidas. Al cortar los árboles a su alrededor, el cacao podría fructificar y los agricultores no necesitarían esperar a que las plantas crecieran hasta su madurez. (En un correo electrónico enviado a Mongabay, Hockings señaló que los agricultores no necesariamente cortan más bosques debido al cacao plantado por chimpancés, sino que simplemente los cuidan cuando deciden hacerlo por otras razones).

Los investigadores dicen que los resultados demuestran que en lugar de ser un comportamiento negativo, el consumo de los cultivos de cacao por los chimpancés salvajes podría beneficiar económicamente a los agricultores. Esto, escriben, puede ayudar a disuadir a los agricultores de tomar represalias contra los chimpancés en formas que podrían dañar a los animales.

“En general, los agricultores expresan su molestia cuando los chimpancés (o cualquier otro animal silvestre) se alimentan de sus cultivos”, dijo Hockings a Mongabay. “En Bossou los agricultores locales son bastante tolerantes debido a sus creencias tradicionales. En otros sitios, los agricultores pueden participar en represalias contra chimpancés problemáticos”.

El estudio afirma que debido a su beneficio para los agricultores, el comportamiento de los chimpancés en el cultivo del cacao podría incrementar sus propias posibilidades de supervivencia y, con ella, las de otras especies como el lémur marrón, que depende de las especies arbóreas propagadas por los chimpancés cuando se alimentan de frutos del bosque. Y con datos que muestran que las tasas de pérdida de cubierta arbórea están aumentando en Guinea y en Nzérékoré en particular, este servicio ecológico podría llegar a ser aún más importante con el paso del tiempo.

“Esta investigación destaca la posibilidad de que la dispersión de los cultivos por animales en otros sitios tiene el potencial de impactar positivamente la capacidad de la fauna silvestre para coexistir en los hábitats afectados por el hombre. Esto es especialmente si los agricultores ganan beneficios económicos a través de la dispersión de los cultivos” dijo Hockings. “También es interesante desde la perspectiva de los chimpancés al crear su propio nicho”.

.-

Si no la necesitas, no la pidas. Controlemos el uso innecesario de los materiales de plástico

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada