14 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Las cervezas artesanales están subiendo como la espuma

Han pasado de ser apenas tres a 15 marcas en Lima en cuatro años. Sus ventas se están incrementando a un ritmo del 5% mensual.

Las cervezas artesanales están subiendo como la espuma (Foto: Shutterstock)

Por Andrés Velarde

Los termómetros vienen superando los 30 grados este verano. El aplastante calor y la humedad invitan a tomarse una muy helada y espumosa cerveza. Ahora los ‘cheleros’ se enfrentan a un sabroso dilema: ¿qué marca elegir?

El boom culinario ha afinado el paladar de los peruanos, que ahora buscan distintos sabores para acompañar sus comidas. Dentro de este contexto se ubica el nuevo gusto por las cervezas artesanales. Y esto se comprueba por el crecimiento del sector: de las tres marcas que existían en el 2011, ahora hemos pasado aproximadamente a 15 solamente en Lima, entre las que destacan nombres como Nuevo Mundo, Barbarian, Cumbres, Maddock y Magdalena.

En el Perú se consumen 44,5 litros de cerveza per cápita al año. Nuestro mercado cervecero ha experimentado un refrescante crecimiento en la oferta y su propia variedad gracias a la popularidad que han ganado las marcas artesanales, con productos originales y diversos. “Ante la calidad y la variedad, el público se inclina hacia la variedad, ya que siempre tiene la posibilidad de encontrar algo mejor”, comenta Andrés Lefevre, gerente de Barranco Beer Company, quien considera que que en nuestro país existe una gran cultura cervecera. Gracias a esta nueva tendencia, el público ahora tiene la oportunidad de experimentar nuevos sabores y marcas.

En la mencionada cervecería se producen cerca de 7 mil litros mensuales. Lefavre detalla que las ventas de cerveza artesanal se han incrementado un 5% cada mes.

La calidad es otra cualidad que caracteriza a la ‘chela’ artesanal. En julio del 2014, la cerveza artesanal peruana Barbarian consiguió la medalla de bronce en el Festival Global de Cerveza Artesanal celebrado en Alemania con su Barbarian Red Ale.

Otro factor a tener en cuenta es el precio de estas cervezas, pues pueden llegar a costar de tres a cuatro veces más que una tradicional. La producción artesanal obliga a la importación de los insumos, lo que eleva los costos del producto final. A eso se suman los tributos que se aplican a este tipo de productos, como el impuesto selectivo al consumo, que pueden elevar su precio en un 30%.

Por eso los productores artesanales están trabajando en la conformación de una asociación que les permita mejorar las condiciones para competir en este mercado. Esta incluiría a 14 productores y se espera que se concrete en los próximos meses. Para Lefevre, este crecimiento recién comienza. “En el futuro vamos a seguir creciendo y mejorando. Va a llegar a un punto en el que las grandes cervecerías compren las cervezas artesanales más exitosas, tal y como está pasando en otros países”.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada