19 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Campo Verde, un exitoso modelo de reforestación

Natura Cosméticos apuesta por este proyecto a fin de compensar sus emisiones de carbono. Conoce mejor cómo funciona este sistema.

Campo Verde, un exitoso modelo de reforestación Área reforestada por BAM en Campo Verde, Pucallpa, con la ayuda fi nanciera de Natura. (Foto: BAM)

El Perú es considerado uno de los países más vulnerables al cambio climático y uno de los mayores daños que inciden en este fenómeno es la deforestación y degradación de los bosques.

Como se sabe, los bosques son capaces de ‘capturar’ el dióxido de carbono (uno de los gases causantes del efecto invernadero) y liberar oxígeno a través del proceso de fotosíntesis. Por eso es tan importante hacer un correcto manejo de estas grandes extensiones de vegetación.

Debido a ello, las autoridades públicas y empresas privadas ya están apostando por el cuidado de los bosques para reducir las emisiones contaminantes.

Una de ellas es Bosques Amazónicos (BAM), empresa peruana dedicada a la reforestación. Uno de sus proyectos más ambiciosos es el fundo Campo Verde, en Pucallpa, considerado una de las experiencias en reforestación con especies nativas más exitosas del mundo.

En lo que fue un terreno degradado de mil hectáreas, hoy se encuentran bosques en crecimiento donde resaltan especies como la caoba y el shihuahuaco.

“Con esto contribuimos a mitigar el cambio climático. Además, se puede vender la madera y volver a plantar más árboles con la ayuda de la población local. Es un círculo virtuoso”, explica Jorge Cantuarias, gerente general de BAM.

Dos años atrás, el buen manejo de este proyecto llamó la atención de la empresa brasileña de belleza Natura, interesada en comprar bonos de carbono.

El mecanismo de los bonos permite a las compañías ayudar a cuidar las áreas verdes del planeta y compensar así la emisión generada por sus procesos productivos.

De esta forma, los proyectos bien gestionados pueden recibir una acreditación de bonos de carbono, con la que refrendan la autenticidad de su trabajo. “En nuestro caso, estas acreditaciones pasan por un proceso muy largo y las otorga el llamado Voluntary Carbon Standard (VCS)”, explica Cantuarias.

En junio pasado, Natura firmó un contrato de bonos de carbono con BAM, el primero que hace en el Perú. Gracias a ello, la empresa de cosméticos financia el proyecto para ‘atrapar’ de la atmósfera 34.425 toneladas de dióxido de carbono.

Cantuarias explica que de esta iniciativa se beneficia la población local. “En Campo Verde hay 100 personas contratadas y, además, en las épocas de siembra nos apoyamos en 400 o más”, señala.

Más allá de ofrecerles puestos de trabajos, Cantuarias también indica que se invierte en la capacitación de estas comunidades y se las apoya a resolver sus necesidades para mejorarles la calidad de vida.

BAM tiene un proyecto adicional con los pobladores locales para que sepan cómo replicar en sus parcelas un adecuado modelo de gestión de reforestación.

Este trabajo le valió a BAM ser el primer proyecto de reforestación con especies nativas en el mundo en recibir la certificación de bonos de carbono del VCS.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada