23 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

CAF: Latinoamérica precisa inversiones en energía de USD 1,3 mil millones en próximos 20 años

Asimismo, en el reporte del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF se estima la región deberá satisfacer una demanda de 5,8 millones de barriles petróleo por día.

CAF: Latinoamérica precisa inversiones en energía de USD 1,3 mil millones en próximos 20 años (Foto: CAF)

(AFP). América Latina precisará inversiones en energía del orden de 1,3 mil millones de dólares en los próximos 20 años, estimó el jueves el vicepresidente de Energía de Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) , Hamilton Moss, en la presentación en Montevideo de un informe energético regional editado por el organismo.

“En los próximos 20 años precisaremos 1,3 mil millones de dólares en inversiones en energía”, señaló el brasileño Moss, destacando que eso implicará un esfuerzo de públicos y privados en conjunto.

“Para conseguir recursos si juntamos todos los bancos multilaterales no será suficiente”, advirtió.

El informe “Energía: una visión sobre los retos y oportunidades en América Latina y el Caribe”, patrocinado por Banco de Desarrollo de América Latina-CAF y del que participaron ocho organizaciones regionales, pretende brindar al sector político un panorama sobre los desafíos energéticos que enfrentará la región en el corto, mediano y largo plazo.

Según el reporte, la región ocupa el segundo lugar en cuanto a reservas de petróleo y gas en el contexto internacional. Y se estima que deberá satisfacer una demanda en los próximos 20 años de unos 5,8 millones de barriles de petróleo y 700 millones de metros cúbicos de gas natural por día.

Este volumen requiere de inversiones igualmente importantes para su desarrollo, advirtió Amanda Pereira, directora de Asuntos Estratégicos de la Asociación regional de empresas de petróleo y gas natural en América latina y el Caribe (Arpel), quien destacó que la inversión de 2010 a 2035 para ese sector ronda los 77.000 millones de dólares por año.

“En este valor no se incluyen todavía los recursos no convencionales, en donde hay un potencial enorme pero que requieren de la definición de marcos regulatorios, recursos tecnológicos, de infraestructura muy importantes que aún están en desarrollo” para atraer las inversiones internacionales necesarias para su desarrollo, evaluó.

Pereira destacó además que existen desequilibrios energéticos en la región, entre países con muchos recursos hidrocarburíferos y otros que carecen de ellos, para lo cual es clave incrementar una integración energética que permita satisfacer la demanda regional.

En ese sentido, John Biehl del Río, representante en Montevideo de la OEA, advirtió que para eso se requiere “voluntad política y robustez democrática”.

“No es fácil que pase energía u oleoductos de un país al otro, no se cumplen los acuerdos, (el suministro de energía) se utiliza políticamente cuando hay un problema de cualquier naturaleza, sostuvo.

El reporte sostiene que también se debe avanzar en la eficiencia energética, el desarrollo de todas las fuentes energéticas y la innovación tecnológica, en la que la región está muy rezagada. Otro desafío es incrementar el acceso a la energía.

En el sector eléctrico, aunque con un 94% la región presenta globalmente la cifra de electrificación más alta del mundo en desarrollo, esto implica que unas 30 millones de personas todavía carecen de energía eléctrica. De estas, se estima que 21 millones son pobres y la mayor parte vive en áreas rurales; al menos una tercera parte de la población rural de América Latina y el Caribe sigue sin acceso a servicios de electricidad.

Además de su disponibilidad física, es fundamental “que la energía sea asequible”, advirtió Victorio Oxilia Dávalos, secretario ejecutivo de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE). “De nada nos sirve tener una energía cara que no pueda ayudar al desarrollo industrial y a que la energía llegue a todos”, enfatizó.

Según el informe, la inadecuada cobertura energética de la población pobre incide en la salud, la igualdad de género, el trabajo infantil y las posibilidades de acceder a la educación.

De la elaboración del reporte participaron, además de CAF, Arpel y OLADE, la Asociación latinoamericana de Integración (Aladi), la Comisión Económica para América latina y el Caribe de ONU (Cepal), la Comisión de Integración Energética Regional (CIER), la Organización de Estados Americanos (OEA) y el World Energy Council Latinamerica (WEC-LAC).

Tags

Ir a portada