21 de septiembre de 2018
Marcos Chumpitaz |

Bloqueando el daño solar: aprende a escoger el fotoprotector ideal

Hay errores que queman en el verano : uno de ellos es descuidar el uso del bloqueador solar.

Bloqueando el daño solar: aprende a escoger el fotoprotector ideal (Foto: Shutterstock)

Por: Marcos Chumpitaz
En esta época del año la radiación solar empieza a despuntar. No la podemos ver, ni tocar. Es invisible. Sin embargo, su poder puede ser letal si no sabemos protegernos.

Sabiendo que el cáncer de piel se origina en un 90% producto de esta radiación, resulta fundamental elegir el bloqueador solar adecuado para cada tipo de piel y así tomar medidas preventivas frente al abrasador sol.

Sin duda, una de las principales características a considerar en la elección es la del color de la piel.

Si bien, en general, los expertos recomiendan el uso de un factor de protección solar (FPS) de 30, para las pieles muy blancas, en niños y personas con piel muy delicada se prefiere un FPS de 50 o superior.

Para las personas de piel más tostada y con mayores niveles de melanina, de un 15 a 30 es suficiente.

“Las veces que se debe aplicar un bloqueador va a depender de la actividad que realice una persona. *Se sugiere un mínimo de 2 veces al día, aunque podría aumentar de acuerdo al nivel de sudoración*”, acota el dermatólogo Sergio Rodríguez Borrelli.

En promedio,* un factor de protección número 30 protege un 95% de los rayos UVB, mientras que uno de 60 ofrece 96 a 97% de cobertura.* “Dermatológicamente hablando, un FPS de 30 es suficiente y apropiado para proteger la piel de efectos agudos y crónicos”, acota el experto.

Respecto a si se debe usar crema, loción o spray, eso va a depender de cómo se amolde el producto a cada tipo de cutis. Para las personas con tendencia al acné y con piel grasa, es mejor usar un bloqueador en gel o loción, ya que este no aumenta la grasitud en el rostro. Para la gente de avanzada edad, son mejores los productos en crema, pues ayudan a humectar la piel.

Sin embargo, de nada va a valer tener un gran protector solar, si es que la dosis que se usa resulta muy pequeña. Los expertos recomiendan no escatimar la cantidad de bloqueador que se usa. Hay que echarlo en abundancia y reaplicarlo cada dos horas.

Y una cosa más: no confíes en productos que dicen ser “a prueba de agua”. No existe tal cosa. Todo bloqueador se debe reaplicar después de entrar al mar o a la piscina.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada