19 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

'El alcalde que quiero (parte II)', por Jorge Sánchez Herrera

“El alcalde que quiero está dispuesto a comerse el pleito, así sean los mismos políticos los dueños de estos intereses”.

'El alcalde que quiero (parte II)', por Jorge Sánchez Herrera Nuestro columnista Jorge Sánchez Herrera escribe sobre las Elecciones 2018 (Foto: Publimetro)

Jorge Sánchez Herrera – Nómena Arquitectura
Arquitecto/Urbanista
jorge@nomena-arquitectos.com

El alcalde que quiero no necesita llenar las calles con publicidad y eslóganes baratos. Prefiere caminar la ciudad que recorrerla en su 4×4. Además, si durante la campaña no tiene reparos en apropiarse del espacio público, ¿qué puedo esperar de su gestión?

El alcalde que quiero entiende la importancia del espacio público, más en una ciudad que se hizo a sí misma y que lo dejó de lado. Pero entiende que espacio público no es igual a parque y que parque no es igual a jardín que no se pisa.

El alcalde que quiero recuperará y no privatizará el acceso a las grandes reservas de espacio público de la ciudad. Sus ríos, sus lomas, sus parques zonales y, claro, sus 20 kilómetros de Costa Verde. Y está dispuesto a comerse el pleito, así sean otros alcaldes los privatizadores, o inclusive antiguos ministros.

Para el alcalde que quiero, el transporte público es también espacio público. Los buses y vagones son también espacios de confrontación, donde se aprende a conciliar, a ceder, a convivir, a construir ciudadanía. Sabe que para que los espacios públicos funcionen deben ser limpios, seguros, estar bien mantenidos; y lo mismo vale para los buses y vagones.

El alcalde que quiero puede decir que su prioridad será la lucha contra la corrupción. Y lo entiendo, porque eso vende. Pero él sabe, aunque demos su honestidad por descontado, que la corrupción no se va a acabar, al menos no en su periodo. Por eso entiende que, aunque venda menos, la madre del cordero es el transporte y la movilidad. Porque una ciudad que no se mueve no es ciudad.

El alcalde que quiero sabe que así podría reducir nuestros tiempos de viaje y aumentar nuestra calidad de vida. Si realmente decide atacar ese problema, reducirá las miles de muertes directas en accidentes de tránsito, y también las indirectas por causa de la contaminación. Sabe que es un reto muy difícil, el más difícil, porque hay muchos intereses detrás de mantener un sistema desintegrado, informal, caro e inseguro. Pero está dispuesto a comerse el pleito, así sean los mismos políticos los dueños de estos intereses.

NOTAS RELACIONADAS

‘El alcalde que quiero (parte I)’, por Jorge Sánchez Herrera

‘¿Quieres vivir en Limaflores?’, por Jorge Sánchez Herrera

‘Bienvenidos a la jungla’, por Jorge Sánchez Herrera

‘Una de cal y otra de arena’, por Jorge Sánchez Herrera

‘Mesas en lugar de autos’, por Jorge Sánchez Herrera

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada