23 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Al menos 38 muertos en un atentado contra turistas en un hotel de Túnez

Treinta y ocho personas murieron este viernes en un atentado perpetrado por un tunecino en el hotel de una cadena española en la estación balnearia de Susa, este de Túnez, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico.

Al menos 38 muertos en un atentado contra turistas en un hotel de Túnez (Foto: AFP)

AFP. Según el primer ministro tunecino Habib Essid, la mayoría de las víctimas del ataque perpetrado en las instalaciones del hotel Imperial Marhaba, de la cadena española Riu, en Port el Kantaui, a 140 km al sur de Túnez, son británicas, alemanes, belgas y francesas.

El primer ministro indicó que el balance se eleva a 38 muertos y no 39, como se había dicho hasta ahora, ya que uno de los cuerpos sin vida es el del terrorista.

El grupo extremista sunita Estado Islámico (EI) reivindicó el atentado en un comunicado difundido por cuentas yihadistas en Twitter, justificándolo porque la mayoría de los turistas son “sujetos de Estados de la alianza cruzada que combate el estado del califato”.

El documento asegura que el ataque estaba dirigido a los “antros (…) de fornicación, vicio y apostasía en la ciudad de Suse”.

Desde la Primavera Árabe que se inició en Túnez en 2011, el país se enfrenta a una creciente amenaza yihadista, que ataca principalmente al turismo, un sector vital que representa más del 7% del PIB de Túnez y genera casi 400.000 empleos directos e indirectos.

El pasado 18 de marzo, murieron 21 turistas y un policía tunecino en otro atentado en el museo del Bardo.

Coincide también con una oleada de atentados registrados este viernes, en Kuwait, donde murieron al menos 27 personas en un ataque reivindicado también por el EI, y en Francia, donde una persona fue decapitada.

Según el ministerio de la Salud tunecino, otras 39 personas, en su mayoría inglesas, alemanas, belgas y noruegas resultaron heridas en el peor atentado de la historia reciente de Túnez.

Arma escondida en una sombrilla

Según las autoridades, el presunto autor del atentado, había escondido su arma en una sombrilla, haciéndose pasar por un turista más.

Se trata de Seifeddine Rezgui, originario de Gaafur (noroeste), aunque estudiaba en Kairuan (centro). No estaba fichado por la policía, según el secretario de Estado de Seguridad, Rafik Chelly, quien precisó que “a priori” habría actuado solo.

El atacante disparó a la gente que había en la playa y después entró en el recinto del hotel para matar a las personas que tomaban el sol o se bañaban en las piscinas.

“Oí disparos y salí a ver lo que pasaba. Vi a alguien que disparaba a turistas mayores (en la playa). Murieron”, contó Slim Brahim el repostero del hotel interrogado por la AFP.

“Intenté esconderme porque vi como el terrorista entraba en el hotel por el lado de la piscina. Luego lanzó una granada cerca de la piscina”.

Un turista británico explicó a la televisión SkyNews que el ataque tuvo lugar sobre el mediodía (11H00 GMT).

El presidente Beji Caid Essebsi, que visitó el lugar del ataque, declaró que estos atentados demuestran “que se necesita una estrategia global” para afrontar el yihadismo.

“Túnez se enfrenta a un movimiento internacional y no puede responder sola”, dijo a la AFP.

Golpe duro para el turismo

Essid anunció la puesta en marcha de un “plan excepcional para garantizar la seguridad de los lugares turísticos y arqueológicos” con el despliegue de “unidades de seguridad turística, armadas, a lo largo del litoral y en el interior de los hoteles a partir del 1 de julio”.

Para la ministra de Turismo, Selma Elloumi Rekik, se trata de “un duro golpe para Túnez”.

Tras el atentado del museo del Bardo en marzo, el número de turistas cayó en abril un 25,7% y los ingresos se desplomaron un 26,3% respecto al año anterior.

El viernes, el tour operador belga Jetair (grupo TUI) dijo que había ordenado el regreso de un vuelo que había salido de Bruselas a Túnez cuando sobrevolaba el Mediterráneo, tras el atentado.

Varias cuentas de Twitter vinculadas a movimientos yihadistas habían amenazado con nuevos ataques durante el verano.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada