21 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

¡Adiós, África! Las placas tectónicas la convertirán en dos continentes

El continente africano podría partirse en dos debido a la creación de un nuevo océano producto de los movimientos telúricos.

¡Adiós, África! Las placas tectónicas la convertirán en dos continentes El Cuerno de África está conformado por cuatro países: Somalia, Yibuti, Eritrea y Etiopía.

Desde hace millones de años, África ha tenido una actividad inusual que sorprende a los investigadores.

El movimiento de las placas tectónicas en la región muestra que el continente se dividiría en dos, mientras que surgirá un nuevo océano.

El Cuerno de África es parte del Gran Valle del Rift, una gran fractura geológica cuya extensión es de 4.830 kilómetros en dirección norte-sur. Su actividad comenzó hace 40 millones de años cuando el Mar Rojo comenzó a abrirse; en ese momento, Arabia fue arrancada de la parte noreste de África.

Este sistema de ruptura continúa hacia el este de África y se extiende al sur hasta llegar a Zimbabwe y Mozambique.

A medida que las fallas continúen, los bloques del este de África continuarán siendo “arrancados” y se moverán con dirección al este, al océano Índico.

Sin embargo, investigadores concluyen que poco hay que preocuparse, ya que este cambio es muy lento en una escala de tiempo humana.

“No afectará la vida en África en los próximos millones de años”, destaca el profesor emérito Kent C. Condie, de la Universidad Tecnológica de Nuevo México.

Lo que ocurre en el Cuerno de África es un proceso conocido como “nuevo borde de placa”. Se dice que las placas tectó- nicas son rígidas porque, al moverse, interactúan entre sí, sin deformarse mayormente, excepto en sus bordes. Allí las deformaciones son importantes.

“Este borde en particular se caracteriza por un movimiento divergente donde las dos placas se alejan una de la otra. Esta es una constante que ha estado en proceso durante millones de años”, explica Jason Kaiser, profesor de Geología en la Southern Utah University.

Además, las placas cambian de curso durante el tiempo geológico.

“A menudo, estos cambios alteran la dirección de las placas en lugar de detenerlas. Pero esto no será notado por las personas, ya que ocurre durante un largo tiempo, en millones de años”, añade Jason Kaiser.

Por: Miguel Velázquez / Metro World News

NOTAS RELACIONADAS

La iglesia sudafricana que bautiza con cerveza y realiza misa en bares [FOTOS]

Congreso Mundial de la papa por primera vez en Perú

‘El Rey León’ real: las increíbles fotos de felino y su hijo que recrea escena de Mufasa y Simba

Telarañas bajo el agua: conoce la extraña vida de las arañas intermareales

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada