18 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

54 años después, Lima despierta [OPINIÓN]

Nuestro columnista hace un paralelo entre dos realidades y muestra cómo los ciudadanos juegan un rol en las obras públicas.

54 años después, Lima despierta [OPINIÓN] La maqueta de cómo quedaría el cuestionado bypass de 28 de julio.

Jorge Sánchez Herrera – Nómena Arquitectura
Arquitecto/Urbanista
jorge@nomena-arquitectos.com

Nueva York, agosto de 1962

La idea de construir un viaducto que atraviese el Lower Manhattan ha sido archivada. A un costo de US$72 millones, El Lower Manhattan Expressway (LOMEX), pretendía unir Long Island con Nueva Jersey, conectando los puentes de Manhattan y Williamsburg con el Túnel Holland, al extremo opuesto de la Isla. Para ello, una autopista elevada atravesaría Manhattan de este a oeste partiéndola por la mitad, afectando seriamente los barrios de Soho y Little Italy.

El LOMEX es uno de los proyectos bandera de Robert Moses, el llamado “Master Builder” de Nueva York, quien además de ocupar una serie de cargos de alta influencia en la ciudad, es conocido por su devoción a la cultura del auto particular, en desmedro de la inversión en transporte público. El veto al LOMEX viene luego de una serie de cuestionamientos, como el incremento de la contaminación del aire y las proyecciones de que la “solución” sería obsoleta tan pronto esté terminada la obra. Pero sobre todo luego de una sucesión de protestas por parte de un grupo de ciudadanos agrupados en el “Comité Conjunto contra el Lomex”.

El rostro más visible del Comité ha sido la activista Jane Jacobs, cuyo discurso en favor de una ciudad para las personas viene calando profundamente. El duelo Jacobs vs. Moses no es nuevo. Ya la activista había impedido que una autopista atraviese y divida en dos la Plaza Washington de Manhattan, destruyendo así el espacio de encuentro de músicos, escritores y vecinos en general. Así como los planes de “regenerar” su barrio – el West Village – que incluían una serie de áreas a demoler tildadas por Moses como “barriadas”.

Lima, Agosto de 2016

Un grupo de vecinos de Balconcillo se ha organizado en un comité para exigirle explicaciones a la Municipalidad de Lima por la obra que pretende hacer sobre la Avenida las Américas. Los vecinos cuestionan que el problema del tráfico vaya a resolverse con un viaducto. También les preocupa la contaminación que un proyecto así puede generar, así como la disminución de áreas verdes en su barrio.

La Municipalidad de San Isidro le ha enviado una carta a su par Metropolitano oponiéndose al proyecto de un bypass entre las avenidas Aramburú, Arequipa y Santa Cruz. A sus autoridades les preocupa el aumento en el volumen de tráfico, particularmente por la cercanía al Bosque El Olivar. Así como el reemplazo de veredas, ciclovías y áreas verdes por más espacio para autos.

La publicación de un video sobre el proyecto de un viaducto sobre la Avenida Benavides ha causado gran malestar en las redes. No es la primera vez. Hace un año, miles de personas marcharon contra el penosamente conocido Bypass de 28 de Julio, en un evento conocido como “Toma el Bypass”. La indignación sobre la forma cómo se maneja la ciudad ha hecho que surja la iniciativa ciudadana “Habla Castañeda” que, previa recolección de 25 mil firmas, pretende hacer que el alcalde responda más de 100 preguntas en torno a planificación urbana, reforma del transporte, seguridad ciudadana, políticas de género y cultura.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada