17 de diciembre de 2017

Temas del día

Agresiones en el Metropolitano: Este es el perfil de los exhibicionistas

El servicio Warma Wasi de la Municipalidad de Lima atendió estas denuncias contra el pudor. Conoce el perfil de los exhibicionistas.

Agresiones en el Metropolitano: Este es el perfil de los exhibicionistas (Foto: USI)

Por: Sabrina Rodríguez

Hace hoy una semana que la actriz Magaly Solier fue violentada sexualmente en el Metropolitano entre las estaciones Javier Prado y Aramburú, en San Isidro. Un hombre sentado detrás de ella comenzó a masturbarse.

Su caso no fue el único reportado en los últimos ocho meses. Desde que lanzó una campaña en octubre pasado, la Municipalidad de Lima recibió hasta el pasado mes de mayo constancias de 31 casos de acoso sexual en este sistema de transporte público (incluido el de Magaly Solier).

Según Tammy Quintanilla, subgerenta de Servicios Integrales de Protección frente a la Violencia de Género, siete agresores ya están a la espera de ser sentenciados por tocamientos indebidos.

Estos casos han sido canalizados en el Centro de Atención Integral Contra la Violencia Hacia las Mujeres – Warmi Wasi, un servicio de atención integral a las víctimas de violencia de género que lleva atendido 1.600 personas desde su funcionamiento en noviembre del año 2011.

En sus oficinas en la cuadra 4 del jirón Huancavelica del centro histórico, el equipo del Warmi Wasi también ve casos de violencia familiar, trata de personas y acoso en todo tipo de unidades de transporte público (taxis, combis, custers…).

Quintanilla explica que hasta ahora los únicos reportes que tienen son de agresiones en el Metropolitano por dos factores: las campañas de sensibilización promovidas en los paraderos de este medio de transporte y la existencia de un protocolo de actuación con Protransporte en caso de acoso sexual.

La funcionaria explica que las mujeres agredidas en el Metropolitana deben notificarlo de inmediato al conductor o al personal oficial en el paradero. De ahí, Protransprote las acompañará a la comisaría para la denuncia formal y estará presente personal del Warmi Wasi para apoyarlas.

El equipo del Warmi Wasi ofrece a todas las personas víctimas de violencia de género (tanto hombres como mujeres) atención psicólogica y social, así como apoyo legal.

Quintanilla adelanta que ya trabajan en una campaña de concientización del acoso sexual que incluya al resto del transporte público. Aún están haciendo coordinaciones, por lo que no hay fecha de lanzamiento.

¿Qué sanciones puede recibir una persona que atenta contra el pudor?
El Código Penal establece penas de cárcel de 4 a 5 años cuando un individuo agrede a un adulto. En el caso de agresiones a menores, las penas van de los 5 a 10 años.

Análisis de Guillermo Ladd, psquiatra del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado – Hideyo Noguchi

El exhibicionismo es una forma de excitación, paralela a lo normal. La persona exhibe su miembro viril con la única finalidad de excitarse sexualmente. Suele diagnosticarse cuando el individuo la tiene como única fuente de placer.

El exhibicionista corre el riesgo de ser condenado si es sorprendido actuando. No está eximido de responsabilidad penal, excepto si la patología se presenta bajo esquizofrenia.

Desgradacidamente, muchos exhibicionistas pierden el control sobre si mismos. Por lo tanto, el castigo judicial es una buena forma de controlar la conducta de este individuo, pero no lo es para controlar la impulsividad o las causas que generan el comportamiento de un exhibicionista.

Indudablemente, la terapia ayuda a controlar muchos de estos impulsos, pero no siempre evita que el paciente vuelva a repetir esta conducta.

En todo caso es el juez el que debe definir si un individuo debe recibir un tratamiento durante su estancia en la cárcel, aunque el paciente también podría ser tratado después de salir del centro penitenciario.

Tags

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO