Entre el 60% y 70% de los pacientes que se atienden en los servicios de salud mental del país. (Foto: Andina)
Entre el 60% y 70% de los pacientes que se atienden en los servicios de salud mental del país. (Foto: Andina)

El Ministerio de Salud (Minsa) informó que entre el 60% y 70% de los pacientes que se atienden en los servicios de salud mental** del país son menores de 18 años, ello debido a que existen Centro de Salud Mental Comunitarios en todo el país.

Yuri Cutipé, especialista en psiquiatría y Director Ejecutivo de Salud Mental del Minsa, señaló que estos espacios facilitan el acceso de la población a este servicio de salud mental. “Los motivos de consulta más frecuentes en los menores de 18 años son los problemas emocionales (depresión y ansiedad), conductuales, de aprendizaje y de desarrollo”, dijo.

Un Estudio Epidemiológico de** Salud Mental** realizado por el Instituto Nacional de Salud Mental en niños y adolescentes de Lima Metropolitana y el Callao, publicado en el año 2012, revela que el 20.5% de los menores de 10 años de edad tiene un trastorno mental. De esta cifra, el 3.5% tiene depresión, el 5% fobia social y porcentajes similares corresponden a trastornos de conducta.

En el caso de niños y niñas edad preescolar la ansiedad es el principal motivo de consulta en salud mental. En la mayoría de los casos esto se debe a la dificultad que tienen para aceptar la separación de los padres y se manifiesta al rehusarse a quedarse en su institución educativa inicial por el excesivo temor a ser abandonados o a no ser recogidos por sus familiares.

La ansiedad en los menores también puede presentarse con dolores de cabeza o estómago un día antes de ir a clases, manifestó Yuri Cutipé.

Añadió que en escolares de primaria lo más frecuente es la fobia social, lo cual les impide desenvolverse en exposiciones ante el público, pero también están los problemas de conducta, muchas veces derivados de los colegios.

A esto se suman los problemas de aprendizaje debido a trastornos de déficit de atención o hiperactividad que los lleva a tener bajo rendimiento escolar a pesar de tener un coeficiente de inteligencia óptimo.

De otro lado, se presentan casos en niños y niñas menores de 10 años y entre la pubertad o adolescencia con problemas de depresión, generalmente, asociados a violencia familiar, separación y/o divorcio entre los padres.

El especialista también informó que hay casos de niños y niñas de 8 años de edad, con problemas por el uso excesivo de la tecnología, sea por internet y videojuegos, incluso algunos han presentado características de adicciones.

“En estos casos, los padres acuden a los servicios muy preocupados porque presentan problemas en su conducta, como rehusarse a hacer tareas, no querer jugar, no dormir, ni comer y mucho menos socializar”, precisó.

“Con respecto al** suicidio**, esto se presenta más en los adolescentes. En el Perú y el mundo, la tasa aumenta cuando finaliza la adolescencia y adultez joven. Las personas más propensas a suicidarse son aquellas que están en un proceso de extrema desesperación y que no tienen apoyo de su entorno familiar o comunidad”, expresó.