El primer ministro peruano Juan Jiménez afirmó ayer ante más de un centenar de empresarios españoles que el Perú es un “país serio que respeta al inversionista”, y que ofrece garantías jurídicas, políticas y económicas a la hora de hacer negocios.

En una jornada organizada en Bilbao (País Vasco), a propósito de su visita oficial a España, Jiménez explicó que parte del “milagro peruano” se debe a que se abordan “políticas económicas de Estado, no de gobiernos”, y así se han sostenido durante las últimas dos décadas.

En ese sentido, aseguró que se ha creado un “clima favorable para la inversión extranjera”, que representó el 13,5% del PBI el 2012.