(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

Las conversaciones en la Casa Blanca entre las dirigencias demócrata y republicana parecían tener pocos avances para poner fin al cierre iniciado el martes.

“El presidente ha repetido una vez más que no quería negociar”, se quejó Boehner.

Los legisladores del Partido Republicano esperaban suprimir el financiamiento a la reforma de salud promulgada por Obama a cambio de aprobar el presupuesto federal.

Tras la salida de Boehner de la residencia presidencial, el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, excluyó cualquier posibilidad de ceder respecto de esa reforma, bautizada “Obamacare”, que fue aprobada en 2010 y fue luego refrendada por la Suprema Corte.