Colleville-sur-Mer. **Emmanuel Macron **y **Donald Trump **rindieron este jueves un homenaje a los veteranos casi centenarios que participaron en el desembarco de las fuerzas aliadas en **Normandía **el 6 de junio de 1944, una etapa clave en la liberación de los territorios europeos ocupados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Sabemos lo que les debemos a ustedes, los veteranos, nuestra libertad. En nombre de nuestro país solo quiero decirles gracias”, dijo en inglés Macron, que también les otorgó la legión de honor bajo los aplausos.

La ceremonia tuvo lugar en el gran cementerio de Omaha Beach, en el pueblo de Colleville-sur-Mer, en Normandía.

Sois el orgullo de nuestro país”, dijo por su parte el presidente Trump, citando nombres de varios de los que fallecieron ante a las lágrimas de los supervivientes, entre ellos la hermana de un joven soldado que murió en las operaciones del Día D.

A la ceremonia de este jueves, la más destacada de las conmemoraciones que empezaron ya el miércoles en **Reino Unido**, estuvieron presente a **Trump **junto a su esposa Melania, que fueron los primeros en llegar al cementerio de Colleville-sur-Mer, un territorio estadounidense en Francia. Luego llegaron **Macron **y su esposa **Brigitte**.

Entre las 12.000 personas reunidas había veteranos, sentados en las primeras filas con condecoraciones y gorras recordando sus servicios al ejército, que fueron saludados largo rato por los dos presidentes y ovacionados por la muchedumbre en pie.

Bajo un cielo luminoso flotaban pequeñas banderas francesas y estadounidense junto a las 9.387 cruces blancas y estrellas de David del cementerio, situado cerca de un acantilado.

Hace exactamente 75 años, en estas costas, en estos acantilados, 10.000 hombres dieron su sangre y miles sacrificaron su vida por sus hermanos, sus países y por la supervivencia de la libertad”, dijo **Trump **en su discurso, citando los nombres de los veteranos.

Esta jornada de conmemoración a los miles de jóvenes de soldados que murieron al desembarcar bajo la metralla y en medio de la tormenta, debería aparcar, al menos temporalmente, las desavenencias diplomáticas actuales entre Estados Unidos y sus aliados.

— Vínculo “inquebrantable” —

Estados Unidos nunca es tan grande como cuando lucha por la libertad de los demás”, dijo Macron, pidiendo ante **Trump **”mantener viva la alianza de los pueblos libres”.

Por su parte **Trump **dijo que el vínculo entre **Francia **y **Estados Unidos **es “inquebrantable”, a pesar de sus declaraciones a veces intempestivas que, desde su llegada a la Casa Blanca en 2017, han trastocado la diplomacia tradicional.

Antes de que empezara la ceremonia oficial, el presidente francés se entrevistó en la cercana ciudad de Bayeux con dos viejos soldados que participaron en el desembarco del 6 de junio del 1944, Jacques Lewis y Léon Gautier, que entonces tenían 21 años.

Por la mañana el presidente francés y la primera ministra británica **Theresa May **colocaron la primera piedra de un monumento que recuerda a los militares británicos del Día D en el el pueblo de Ver-sur-Mer.

Durante la jornada el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, otro de los países aliados durante la Segunda Guerra Mundial, y su homólogo francés Edouard Philippe rindieron homenaje a los fallecidos en Juno Beach, también en Normandía.

En su encuentro con May, y hablando en inglés, Macron **reafirmó la solidez de las “relaciones singulares” entre **Francia **y **Reino Unido. “Pase lo que pase, siempre estaremos juntos porque es nuestro destino común”, dijo.

**May **no hizo ninguna alusión a su próxima salida del gobierno, en un discurso en el que recalcó el "__valor__" y el "__sacrificio__" de los 156.000 hombres, entre ellos 83.000 de Reino Unido y de la Commonwealth, que desembarcaron en Normandía el Día D.

Los dirigentes de los países aliados de la Segunda Guerra Mundial (exceptuando a Vladimir Putin, que no participa) empezaron el miércoles las ceremonias de conmemoración en presencia de la reina de Inglaterra, Isabel II.

Los 16 países representados adoptaron una declaración para que “los sacrificios del pasado no sean vanos y nunca queden olvidados”.

El desembarco en **Normandía**, una etapa clave en la liberación de Europa del dominio nazi, fue el más importante de la historia por el número de navíos que participaron, un total de 6.939, que trasladaron a las costas de esta región de Francia 132.700 hombres.


Los dirigentes de los países aliados de la Segunda Guerra Mundial  empezaron el miércoles las ceremonias de conmemoración en presencia de la reina de Inglaterra, Isabel II.

Fuente: AFP