El presidente francés Francois Hollande dice que no habrá piedad para los cascos azules franceses sospechosos de abuso de menores en África si se comprueba finalmente su culpabilidad. Estas declaraciones tienen lugar después de que el diario británico The Guardian revelará detalles de una investigación de la ONU sobre el caso en la República Centroafricana .

Francia informó que abrió una investigación paralela. Fuentes judiciales detallaron que varios niños acusan a14 militares destinados en esa nación de mantener relaciones sexuales con menores a cambio de alimentos.

Los hechos habrían tenido lugar en un centro para desplazados cercano al aeropuerto de la capital, Bangui, entre 2013 y 2014.

Francia envió tropas a República Centroafricana en diciembre de 2013, cuando el país se sumía en la violencia tras un golpe de estado que derrocó al líder Francois Bozize.