La Brigada de Antinarcóticos de Concepción, Chile, detuvo a un sujeto dueño de una empresa dedicada a la producción de tecnología orgánica por la posesión de tres plantas de marihuana y 210 gramos de esta droga procesada.

Lo curioso de este caso son las plantas incautadas. Estas son diferentes a las cannabis sativa tradicionales. “Dos tenían las hojas muy grandes, de casi 30 centímetros, cuando normalmente tienen hojas pequeñas que no pasan de los 10 o 12”, explicó a Publimetro el subprefecto Patricio Guajardo.

La tercera planta tenía unidades florales (conocidas como cogollos) en el tronco y en todos los tallos desde la parte inferior hasta arriba cuando lo común es que sólo crezcan en la copa de la planta. Las plantas se encontraban al interior y eran cuidadas en maceteros.