(Captura de pantalla)
(Captura de pantalla)

La Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) diseñó una campaña que sólo pueden ver los niños, publicó Infobae.

La idea es que los pósters que están en las calles provoquen e inviten a los menores a denunciar el maltrato del que son objeto.

ANAR preparó una estrategia para que los niños, aun acompañados de sus agresores, pudieran ver el anuncio sin temor a ser amenazados.

El póster tiene dos vistas: una para personas por arriba de 1.35 metros y la otra por debajo de esta medida; usando una impresión lenticular.

En la primera, sólo se ve un anuncio en el que aparece un niño y un mensaje: “A veces el maltrato infantil sólo es visible para el niño que lo sufre”.

En la segunda vista, los niños pueden ver al mismo menor pero violentado, y con el texto: “Si alguien te hace daño, llámanos y te ayudaremos”, acompañado de un número telefónico.