21 de septiembre de 2017

Temas del día

"Perú Campeón (1)", por Verónica Klingenberger

“Perder por goleada en una final es algo extraño, pero siendo peruanos sabemos que hasta el vaticinio más cruel puede hacerse realidad”.

"Perú Campeón (1)", por Verónica Klingenberger La selección peruana venció a Ecuador de visita y se metió a la pelea. (AFP)

POR VERÓNICA KLINGENBERGER
Periodista
@vklingenberger

Gary Lineker dijo en el Mundial de Italia 90 que “el fútbol es un deporte de once contra once en el que al final siempre gana Alemania”. Mentira. Un Perú encendido terminó el martes pasado con el vaticinio del exfutbolista inglés cuando el ‘Orejas’ Flores marcó el 2 a 1 luego de colarse entre Kimmich y Boateng para meter un zurdazo que, hasta ahora, sigue calentando la mejilla de Neuer y el corazón de 31 millones 488 mil 625 peruanos.

En la primera mitad, Alemania controló el balón la mayor parte del tiempo haciéndonos temer lo peor. Perder por goleada en una final es algo extraño, pero siendo peruanos sabemos que hasta el vaticinio más cruel puede hacerse realidad. Hasta que en el minuto 35, Toni Kroos cedió un balón atrás de cabeza, Guerrero interceptó a Hummels y solo, ante Neuer, mandó el balón afuera por apenas centímetros. Entonces empezamos a soñar. El primer tiempo terminó 0 a 0, luego de tres ocasiones para Alemania y solo esa para Perú. Corzo, Ramos, Rodríguez y Trauco crearon una muralla infranqueable que hizo renegar en más de una ocasión a un emotivo Thomas Müller.

El segundo tiempo mostró a un Perú crecido, pero algo desordenado en el mediocampo. Un par de deslices de Cueva, a quien se le vio impaciente por ratos, generaron dos peligrosos contragolpes del equipo dirigido por Joachim Löw. Uno de ellos provocó la expulsión de Corzo, que salió llorando del campo. Gareca decidió entonces sacrificar al trujillano a cambio de Advíncula, quien entró a defender por la derecha.

Al minuto 65 confirmamos que Dios es peruano. Yotún atravesó la media cancha, y superando al mediocampo alemán y dejando a Khedira de espaldas, lanzó un pase en profundidad a Guerrero, quien la paró de pecho y disparó a la esquina superior del arco alemán. Ese fue el primer gol del Perú en una final mundialista.

Alemania presionó por el empate y llegó una, dos, tres veces con Müller y Werner. Un choque entre Gallese y Özil dejó al portero peruano inconsciente y tuvo que ser reemplazado por Cáceda. A los cinco minutos una falta de Ramos generó un penal para los alemanes que el arquero de la ‘U’ llegó a bloquear. Kroos aprovechó el rebote e igualó el marcador. 1 para Perú, 1 para Alemania.

Todo apuntaba a 30 minutos más de angustia, pero Edison Michael Flores Peralta se animó a sorprender a Neuer y al mundo entero y marcar el segundo para Perú en el minuto 93. La tribuna lo gritó, pero él, bordeando sus orejas y encarando al público con una sonrisa enorme pidió más. Como si el rugido en el Estadio Luzhnikí no fuera suficiente, como si necesitara que gritáramos más alto el nombre de ese muchacho que nació hace 24 años y empezó a entrenar en la Escuela de Fútbol Héctor Chumpitaz, en Comas, tan lejos de Moscú. ¡Gracias ‘Orejas’! Ahora sí sabemos qué se siente estar ¡Arriba Perú!

________________________

(1) Si vamos a soñar, que sea con todo. Esta es la crónica de la final de Rusia 2018, en la que Perú enfrentó a Alemania y los 11 de Gareca terminaron coronándose campeones del mundo ante un estadio que no cabía en su estupefacción.

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO