18 de agosto de 2017

Temas del día

'Plaza Sésamo'versión afgana defiende los derechos de las niñas

Zari enseña a las niñas cómo practicar deporte, saludar a sus amigos con la fórmula islámica tradicional* “Asalaam Alaikum”* (La paz sea contigo) o llegar a ser médica algún día.

(Video: YouTube)

AFP. Zari, una marioneta con cara púrpura y trenzas tapadas por un velo, educa en la igualdad de derechos, animando a las niñas a llegar tan lejos como quieran, en la versión afgana de la serie Plaza Sésamo.

“Queremos divertir a los niños pero también educarlos”, cuenta la marionetista Mansoora Shirzad en el estudio de Kabul donde se graba el programa.

La joven de 23 años se entusiasma cuando habla de Zari, que significa “centellear” en dari y en pastún, las dos lenguas oficiales de Afganistán.

Zari encarna a una afgana de seis años en la quinta temporada de “Baghch-e-Simsim”, Plaza Sésamo (Barrio Sésamo en España).

El programa de la cadena Tolo se ha propuesto enseñar a los más jóvenes la importancia de la educación y del respeto. La entrada en escena de Zari esta temporada “nos permitirá transmitir el mensaje”, confía Mansoora Shirzad.

Zari enseña a las niñas cómo practicar deporte, saludar a sus amigos con la fórmula islámica tradicional* “Asalaam Alaikum”* (La paz sea contigo) o llegar a ser médica algún día.

‘Tan bien como los niños’

Unos mensajes que pueden parecer irrisorios en el extranjero pero de gran trascendencia en Afganistán, donde entre 1996 y 2001, con el país bajo el yugo del régimen fundamentalista de los talibanes, las niñas no tenían acceso a la educación.

Ahora, sobre el papel, las afganas pueden ser profesoras y hasta piloto de avión pero en realidad millones de ellas son analfabetas.

El índice de alfabetización de las mujeres afganas es de 24%, en comparación con el 52% de los varones. Y “sólo el 21% de las niñas afganas acaba la escuela primaria debido a las barreras culturales, como el matrimonio precoz o la falta de profesoras”, advertía en 2013 el Instituto Christian Michelsen, un grupo de investigación noruego sobre los derechos humanos.

“Me encanta manejar a Zari, me divierte muchísimo. Me olvido de todos mis problemas”, explica Mansoora quien, además de marionetista es estudiante en la facultad de bellas artes de la universidad de Kabul.

Zari se estrenó en la pequeña pantalla el 7 de abril y es el primer personaje 100% afgano de “Plaza Sésamo”. Va vestida de forma tradicional y en los tres episodios transmitidos hasta ahora está tocada con un velo que cubre sus trenzas multicolores.

El programa, de 30 minutos de duración, se financia en parte con fondos del gobierno estadounidense. Algunas secuencias describen el día a día de los afganos y otras salen de las versiones mexicana, egipcia o rusa de esta serie televisiva lanzada en Estados Unidos en 1969.

“Plaza Sésamo” es muy popular entre los jóvenes telespectadores afganos, asegura Masud Sanjer, director de la cadena Tolo. “La televisión ocupa un lugar central en la vida de la gente, esto nos permite educar fácilmente a los niños”, explica.

“Puede resultar muy difícil ser niña en Afganistán. Sufren muchas restricciones, por eso hemos elegido un personaje femenino”, añade

“Queríamos mostrar que las niñas pueden hacerlo tan bien como los niños. Desempeñan un papel esencial en la promoción de la educación”.

¿Tienes una receta de un plato típico? Averigua aquí cómo puedes participar de Publimetro Super Chef y ganar un viaje

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO