23 de junio de 2017

Temas del día

Estudiantes divididos por posturas ante la Ley Universitaria

Estudiantes, docentes y trabajadores universitarios marcharon en Lima y provincias contra dictamen de esta norma. En San Borja las universidades Garcilaso y San Marcos se suspendieron las clases. Pleno debería discutir esta ley la próxima semana.

Estudiantes divididos por posturas ante la Ley Universitaria
(Foto: USI)
Estudiantes divididos por posturas ante la Ley Universitaria
(Foto: USI)
    0 de 0

(Foto: USI)

Como una “jornada histórica” calificó la Asociación Nacional de Rectores (ANR) a la marcha realizada ayer en rechazo al dictamen de la nueva Ley Universitaria. En todo el país, alrededor de 200 mil docentes, estudiantes, trabajadores y rectores de universidades públicas y privadas se plegaron a las protestas de forma simultánea.

En Lima, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Inca Garcilaso de la Vega suspendieron sus clases a solicitud del decanato. A través de las redes sociales, diversos usuarios dieron a conocer comunicados de algunas facultades donde se les ofrecía a los alumnos pasajes y refrigerios para participar de la marcha.


Esto generó las críticas del presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Daniel Mora, quien impulsa el polémico proyecto de ley, que debería debatirse en el Parlamento la próxima semana.

“Los rectores no pueden paralizar las universidades; eso es un pésimo ejemplo”, declaró a la Agencia Andina. “Hay lobistas que quieren que esto se vea recién el próximo año, pero pronto discutiremos el tema y contaremos con el apoyo del Ejecutivo”, añadió Mora.

En este sentido, la casa de estudios manifestó a través de un comunicado oficial que iniciará una investigación preliminar de la suspensión de clases.

La marcha en Lima partió temprano desde la Plaza Dos de Mayo. De allí, los estudiantes se dirigieron hacia el Congreso para entregar su pliego de reclamos al vicepresidente del Parlamento, Luis Iberico. Durante la jornada no se registraron incidentes.

Al respecto, el presidente de la ANR, Orlando Velásquez Benites, declaró ayer que la nueva ley contiene por lo menos 50 artículos que “transgreden flagrantemente los principios consagrados en la Carta Magna vigente”. Asimismo, reiteró la voluntad de defender la autonomía universitaria, “un derecho consagrado en la Constitución y ratificado por el Tribunal Constitucional”.

Sin embargo, no toda la comunidad de estudiantes está de acuerdo con la posición de la ANR. La Federación de Estudiantes del Perú (FEP), por ejemplo, se desligó ayer de la ANR a través de un comunicado, en el que solicita “una verdadera reforma universitaria y no una demagógica como pide la ANR”. Para el presidente de la FEP, Michael Ortiz, el planteamiento de la Asociación Nacional de Rectores obedece solamente a “intereses personales”.

No obstante, calificó a la nueva Ley Universitaria de “demagógica”, pues “no garantiza en ningún artículo un porcentaje del PBI como financiamiento a las universidades públicas ni tampoco cumple con el acuerdo de incrementar el presupuesto de la educación hasta el 6% del PBI”.

Sin embargo, en el interior del país, el rechazo al proyecto es evidente cuando cinco mil estudiantes de los 17 mil se declararon en huelga. Este sector de estudiantes junto el rector, Germán Zecenarro, de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (Unsaac), participaron de la marcha al considerar que la norma es “privatista y atentatoria” contra los derechos de los estudiantes con escasos recursos económicos y la autonomía universitaria.

Jorge Gómez Gómez, presidente de la Federación Universitaria Cusco (FUC), sostuvo que la protesta seguirá hasta que el Congreso anule la norma. Pero al igual que en Lima, hay diversas posturas.

Atilio Mendigure, secretario general del Sindicato de Docentes Universitarios de Cusco (Sinduc), acusó al rector Zecenarro, a la agrupación política Patria Roja y a la Asamblea Nacional de Rectores (ANR), de “manipular” a estudiantes para que protesten en contra de una norma “que es necesaria”.

Vandalismo en Puno
Congresista Rubén Condori denunció ataque a su casa.
En Puno. Su casa fue atacada y apedreada por supuestos estudiantes universitarios, en protesta por apoyar el proyecto de la Ley Universitaria. En las paredes dejaron los mensajes de “traidor” y “Abajo la Ley Mora”.

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO