28 de junio de 2017

Temas del día

¿Cómo organizar una boda? Paso a Paso

Si sigues los consejos que mostramos a continuación, podrás armar la boda de tus sueños.

¿Cómo organizar una boda? Paso a Paso (Foto: Difusión)

Planear la boda que siempre has soñado puede ser un trabajo difícil e incluso estresante. Reservar el lugar, armar la lista de invitados, elegir minuciosamente la decoración del recinto, escoger el vestido…hay tantas cosas por hacer que la situación puede resultar abrumadora.

No obstante, si todo se realiza con tiempo, paciencia y mucho amor la aventura puede resultar realmente satisfactoria. Por lo general, se recomienda que una boda se organice con un año de anticipación, mínimo 10 meses.
Pero, ¿por donde debo empezar?

Si ya estás de novia, entonces es muy probable que esta sea la pregunta que rodea tu cabeza constantemente. ¿Por donde debo empezar? ¿Será por el vestido? ¿El lugar? ¿La iglesia?

Conversamos con Jeaneth Aguilar, fundadora de la Escuela de Wedding & Event Planners , quien no dio los siguientes consejos para organizar la boda soñada sin morir de estrés en el intento.

1. Define tu presupuesto:

El primer paso para lograr armar la ceremonia es conocer el presupuesto con el que se cuenta. ¿Cuánto están dispuesto a invertir en el gran día? Esa es la pregunta del millón. Se puede tratar de una boda con gran inversión o de una opción muy económica, en realidad las variables son infinitas.

“Muchas parejas no quieren invertir mucho en la ceremonia porque piensan guardar dinero para la luna de miel, entonces se les organiza una boda económica. Todo depende del presupuesto, eso tiene que estar bien definido” precisa Aguilar.

Los rangos son infinitos pero, en general, para una boda económica se necesita un mínimo de 3000 mil soles, mientras que en una boda estándar se gasta S/. 30 mil y un matrimonio con gran inversión no define límites. “La boda más cara que he organizado salió alrededor de S/.80 mil, pero en realidad se puede gastar mucho más”, cuenta.

Pero, ¿Cómo organizo una boda económica? Si no se desea gastar mucho dinero en el evento, un buen comienzo es elegir el día indicado. Por lo general, los matrimonios suelen celebrarse viernes o sábado, por lo que la reserva de lugares aquellos días es más cara. En cambio, elegir el día jueves podría resultar una opción más barata.

2. Seleccionar la fecha

Si bien la fecha parece una decisión sin mayores consecuencias, en realidad define todo el evento. ¿Se dará en verano o en invierno? Empecemos por ahí. Muchos matrimonios eligen la fecha según la llegada de familiares extranjeros o amigos que vienen de viaje. En realidad, esto se tiene que elegir muy bien porque también influye en el presupuesto.

3. Definir la temática

¿Cómo es la boda de mis sueños? Esa es la pregunta que se debe tomar en cuenta en todo momento. Si se trata de una pareja convencional, entonces las bodas ceremoniales van muy bien con el perfil. No obstante, en los últimos años, muchas parejas han optado por convertir a su boda en todo un evento. Bodas en la playas, íntimas, al aire libre, Bodas “stand up”, a modo circense, teatrales…en fin, las posibilidades son infinitas. Sin embargo ,se debe tomar en cuenta que la temática va a definir el estilo de todo el evento, por lo que se debe pensar muy bien cada detalle.

“Las bodas en la playa son las preferidas últimamente. Muchas parejas creen que estas son las más económicas, pero en realidad no es así. Hay que instalar una estructura, hay que contar con seguridad. En realidad se trata de un 40% adicional al presupuesto de una boda estándar. Son las más caras”, comenta Aguilar.

Una vez que se ha definido el presupuesto, la fecha y la temática es hora de iniciar las contrataciones. “Esos son los pasos básicos. No se puede empezar a contratar sin tener claro el presupuesto, la fecha o el estilo de la boda”, precisa.

via GIPHY

4. Reservar el lugar

Lo primero es el lugar. ¿Iglesia o no iglesia? ¿Fiesta o cena? Estas son cuestiones que deben tenerse en claro antes de contratar un lugar. Si la ceremonia se va a llevar a cabo en una iglesia entonces se deberá reservar esta con 10 meses a un año de anticipación, pues todas suelen llevar este calendario. Lo mismo sucede con los locales para fiestas o cenas. Lo recomendable es separar el recinto con muchos meses pues este lugar es el que marque el estilo de la ceremonia.

5. Hacer la lista de invitados

De toda la lista, esta es probablemente una de las actividades más incómodas. Armar la lista de invitados puede resultar toda una odisea. “Yo siempre recomiendo que esta lista se haga solo con el novio o novia, nada de padres o familiares. Lo que sucede es que los padres siempre quieren agregar al tío o tía y al final la boda termina siendo de ellos y no de la pareja”, aclara.

Lo importante es que se debe tener en cuenta que esta lista definirá el presupuesto del catering y del recinto. Por ello, se recomienda genera tres listas donde aparezcan las personas que “deben” estar en la boda, las personas que les “gustaría” estén y aquellas que “podrían ser invitadas”, en caso de varias cancelaciones previas.

6. ¿Contratar o no a una wedding planner?

Lo siguiente es empezar a organizar el evento. Para ello hay dos opciones: ¿contrato o no a una wedding planner? Según Jeaneth la wedding planner, en los últimos años, ha dejado de ser un lujo para convertirse en una necesidad. “La parejas de hoy en día paran muy ocupadas. Debido al trabajo, la mayoría de novias prefieren contratar ayuda para organizar su gran día, en lugar de estresarse y convertir a la boda en un problema de pareja”, comenta.

Para tomar esta decisión hay tres alternativas. Se puede contratar una wedding planner con plan integral, aquella que te ayuda a organizar todo el evento; desde el vestido y el local hasta la decoración y el catering. Es decir, de principio a fin. En caso el evento ya esté a medio hacer, otra opción es contratar un plan parcial, donde la wedding planner ayuda en “lo que falta” a la novia que, por lo general, se trata de la decoración y el catering. Una última opción es contratarla para el día especial. La wedding planner puede ser de gran ayuda para coordinar el catering, los horarios de los músicos o la llegada de los invitados en el gran día, mientras la pareja disfruta junto a sus familiares.

De aquí en adelante, quedan organizar los detalles del evento: las degustaciones, el catering, las invitaciones, el vestido de novia y el traje del novio, las fotos y el video, la decoración, entre otras cosas. Sin embargo, no se debe subestimar los últimos detalles del evento pues, al final del día, estos pueden resultar los más caros como el DJ, el catering o la ambientación del lugar.

“Lo importante es no estresarse y disfrutar del día. Yo siempre le recomiendo a mis novias recordar que este es su día y que hay que disfrutarlo más que nada”, aconseja Aguilar.

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO