22 de enero de 2017

Temas del día

CES 2017: ¿por qué el porno VR fue lo más visitado de la feria tecnológica?

“Las actrices desnudas están demasiado cerca, te hablan y actúan como si en verdad estuvieran en la misma habitación”.

CES 2017: ¿por qué el porno VR fue lo más visitado de la feria tecnológica? Porno y realidad virtual en el CES 2017. (Naughty America)

Por Marcos Chumpitaz

Tengo el cuerpo de un chico reality. Encima mío, una chica se menea al ritmo de una tonada R&B y me dice lo sexy que soy. Al costado de ella, una rubia acaricia mis abdominales e intenta besarme dulcemente.

No estoy en medio de un sueño o una fantasía. Estoy viviendo el futuro del porno. La inmersión en esta suerte de bacanal virtual se lo debo a unos lentes Samsung Gear VR y a los videos en Realidad Virtual (VR por sus siglas en inglés) que Naughty America, la mayor productora de contenido para adultos del mundo, promocionó en el reciente CES 2017 de Las Vegas, como la nueva “gran experiencia” en lo que a mañosería y calateo se refiere.

Escondido en medio de robots, patinetas hoverboard y enchufes universales, el pequeño stand de Naughty America en el CES 2017, la feria tecnológica más grande del mundo, fue de lejos el más visitado. Ahí no estaban ni Bill Gates ni Richard Yu, ni William Cho. Quien ingresaba podía fantasear en 3D con actrices como Abella Danger, Kayla Hayden o Karlee Grey, las figuras porno del momento.

Para estar cerca de ellas, había primero que hacer una larga cola. Luego, una amable jovencita, te colocaba los lentes VR, unos audífonos y activaba la fantasía. Los videos son bastante gráficos y explícitos. El usuario tiene una suerte de avatar que hace las veces de tu “cuerpo” (siempre eres delgado y bien definido). Si bien no puedes tocar o agarrar (solo el aire), la experiencia se siente muy realista, al menos visualmente. Las actrices desnudas están demasiado cerca, te hablan y actúan como si en verdad estuvieran en la misma habitación. Y claro, tienen “sexo” contigo.

“Gracias al VR, el usuario vive una experiencia única y ‘personal’ con su actriz porno favorita. Eso nunca se había vivido en la industria del porno. Podrás fantasear en una piscina, en la playa, en cualquier parte”, afirma emocionado Ian Paul, director de Informática de Naughty America, presente en el stand del CES 2017.

Según Naughty America, las posibilidades con el porno VR son infinitas. La empresa ya tiene una amplia librería de películas en este formato. De hecho, sube a su página dos historias nuevas cada semana. La promoción que hace es tentadora: “Da un paseo a la playa con Peta Jensen, báñate en la piscina con Dani Daniels o escápate en la víspera de Año Nuevo con Mia Malkova”.

El costo por este servicio es de 25 dólares por mes. Si se quiere una suscripción anual, el precio sale a menos de 20 dólares por mes. También hay opciones por tres días o una semana. Además, se puede tener acceso a otras páginas de la empresa (ojo, la empresa también ofrece experiencias porno en VR para chicas). Junto a ese pago, el usuario debe tener unos lentes virtuales que sean compatibles con la experiencia: Google Cardboard, Samsung Gear VR, Oculus Rift, Zeiss VR One o el HTC Vive.

Aquí un video de Engadget sobre la participación de Naughty America en el CES 2017

-.

Si no la necesitas, no la pidas. Controlemos el uso innecesario de los materiales de plástico

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO